El tributo de Cartier a María Félix. Una nueva colección que celebra los icónicos cocodrilos de la diva

Pocas historias tan míticas entre una celeb y una casa joyera como la de Cartier y María Félix. Muchos años después, la maison le rinde homenaje.

19647
- Publicidad -

Nuestra femme fatale favorita es la musa para la nueva colección de Cartier. La firma francesa crea un tributo a uno de los personajes con los que más tuvo relación, María Félix.

Para esta colección, se han inspirado en el collar de cocodrilos de La Doña, el cual según cuenta la leyenda, ella encargo llegando a la tienda de Cartier en París con un cocodrilo bebé en manos pidiendo una pieza que se asemejara a la criatura y diciendo “rápido, porque crece”, de ahí el nacimiento de una de las piezas más icónicas de Cartier: dos cocodrilos de oro engarzados, uno repleto de esmeraldas y el otro, de diamantes amarillos, ambos con ojos de rubí.

Publicidad

El tributo consta de 4 piezas que fueron creadas por los mismos artesanos involucrados con la primera creación. La nueva versión del collar es con un solo cocodrilo de diamantes custodiando las esmeraldas colombianas.

La estrella de la época de oro era fan de la joyería y de los animales que imponían cierto respeto. La esencia de Cartier siempre lleva el naturalismo a otro nivel, otorgándole poder a la mujer de la mano de la alta joyería, ya sea con serpientes, panteras, cocodrilos o simplemente usando 46.45 quilates en joyas.

Getty Images

El simbólico cocodrilo forma parte de 3 de las 4 piezas, pues también está presente como anillo y brazaleta (que parecen más una obra de arte). La pieza restante son un par de aretes que hacen juego con las esmeraldas como principal piedra preciosa.

La articulación de la joyería es una de las características que más resaltan de la colección, por ello el realismo de todas las piezas de Cartier. No por nada logran que el cuerpo de un cocodrilo abrace sutilmente el de una mujer.

#ELLEDatoCurioso

Monica Bellucci ha sido la única a quien se le ha permitido usar el collar de María Félix, para la 59 entrega de Cannes en 2006.

Getty images / 59th Cannes Film Festival