T-shirts con causa: el poder social y político de un básico

El poder comunicativo que tiene la prenda más sencilla de todas.

394
Foto: Shutterstock, Prabal Gurung FW 2017
- Publicidad -

Es sorprendente analizar cómo una prenda tan simple y modesta como la T-shirt cambió el curso de la moda por completo en cuestión de pocas décadas. La T-shirt básica es probablemente la prenda más popular y accesible, convirtiéndose en un lienzo en blanco al alcance de todos. Una prenda multifacética y democrática con la cual es posible expresar individualidad y transmitir mensajes específicos que representen quién eres y en qué crees.

Los primeros vestigios de uso de la T-shirt fue como prenda interior masculina propia de la clase trabajadora del siglo XIX. A principios del siglo XX comenzó a abrirse camino en la cultura popular y se mencionó formalmente por primera vez en la novela “A este lado del paraíso” del escritor estadounidense F. Scott Fitzgerald, a quien además se le atribuyó la acuñación del término; “T-shirt: una prenda simple, típicamente de manga corta y que forma una letra T cuando es extendida.”

Foto: Shutterstock, F. Scott Fitzgerald 1925
Publicidad

Fue durante la década de 1950 cuando la T-shirt blanca se popularizó mundialmente gracias a la aparición de esta prenda como parte del vestuario de actores sex symbol como James Dean y Marlon Brando en películas como Rebelde sin causa” y “Un tranvía llamado deseo” respectivamente. Posteriormente la T-shirt también fue adoptada como parte de la indumentaria de la rebelión Rock & Roll y otros movimientos musicales.

Foto: Shutterstock, James Dean “Rebelde sin causa” 1955
Foto: Shutterstock, Marlon Brando “Un tranvía llamado deseo” 1951

La diseñadora polaca Barbara Hulanicki introdujo la T-shirt como una prenda de moda en 1964 en su tienda Biba de Londres y en los 70s la icónica madre de la estética punk Vivienne Westwood comenzó a usar la T-shirt sin distinción de género como un medio para comunicar su postura de liberación sexual, anti-guerra, de revolución climática y anti propaganda.

Foto: Shutterstock, Vivienne Westwood 1977

Fue la diseñadora británica Katharine Hamnett quien verdaderamente vio a la T-shirt como una plataforma con la cual realmente se podía transmitir un mensaje político directo. Lanzó su primer statement impreso en letras mayúsculas en una T-shirt “Choose Life” y “Number One” que se popularizaron gracias a que el cantante británico George Michael las llevó en su video musical “Wake me up before you go go” en 1984. Después en 2003 la supermodelo Naomi Cambell llevó un top de la diseñadora con el mensaje “Use a Condom”.

Foto: Shutterstock, George Michael y Andrew Ridgeley 1984
Foto: Shutterstock, Katherine Hamnett SS 2004

Después de ese momento el resto fue historia y cientos de marcas adoptaron la T-shirt para transmitir toda clase de mensajes, desde frases divertidas, hasta declaraciones políticas y sociales, empleando esta prenda como una plataforma de libre expresión personal. Un claro ejemplo de esto es el diseñador singapurense Prabal Gurung que presentó hace casi un año T-shirts statement para la liberación femenina, la lucha contra la opresión y la violencia hacia las mujeres, con frases como “The Future is Female”, “Our Minds, Our Bodies, Our Power”“Nevertheless, She Persisted”, entre otras.

Foto: Shutterstock, Prabal Gurung FW 2017

La firma neoyorquina Lingua Franca, favorita de celebrities como Meryl Streep y Connie Britton, ha usado este poder de expresión en sus colecciones, que si bien no son propiamente T-shirts, sino suéteres de cashmere bordados, la finalidad fue la misma con mensajes políticos como “I Am an Immigrant”, “I Miss Barack”, “Power to The People”, “I Won’t Be Silent”, “Equal Pay”, etcétera.

La marca Opening Ceremony también lanzó a principios de 2017 unas T-shirts que reflejan lo que está pasando en el mundo. La colección cápsula llamada “The Action Capsule” busca dar poder, voz y libertad a los jóvenes con mensajes políticos hacia las medidas extremistas de Donald Trump, como “Act”, “Change”, “Protest” y “Fight”.

Foto: Opening Ceremony

La modesta T-shirt con mensajes impresos también se ha convertido en una pieza de lujo y el mejor ejemplo de esto fue la colección debut primavera/verano 2017 de la diseñadora italiana Maria Grazia Chiuri al frente artístico de la maison Dior con el poderoso mensaje “We Should All Be Feminists” que le dio la vuelta al mundo en segundos como un llamado de lucha feminista contra la desigualdad de género y la violencia a la mujer. La diseñadora volvió a usar esta táctica en la colección primavera/verano 2018 inspirada en la artista francesa Niki de Saint Phalle con el statement  “Why Have Been No Great Women Artists?”

Foto: Shutterstock, Christian Dior SS 2017
Foto: Shutterstock, Christian Dior SS 2018

Los tiempos actuales dan lugar a la vestimenta como un medio ideal de libre expresión e individualidad. La T-shirt reafirma su función como la más sencilla y democrática plataforma para la expresión personal, demostrándonos que la moda tiene el poder de unir a la gente para lograr un cambio positivo en la sociedad en la que vivimos.