Del diamante más grande y puro se crearon 23 joyas dignas de un museo

Del diamante Queen of Kalahari, de 342 quilates y uno de los más extraordinarios del mundo, dio origen a la colección de alta joyería más excepcional de Chopard

1251
The Garden of Kalahari
- Publicidad -

Del corazón del yacimiento de Karowe, en Botswana, surgido de la roca volcánica de la kimberlita, nació un diamante de belleza y características tan excepcionales que fue bautizado con el nombre de The Queen of Kalahari. Poseedor de una pureza absoluta y un color perfecto, tenía también un tamaño extraordinadio: 342 kilates.

“La emoción y la energía que emanan de esta piedra no tienen igual”, asegura Caroline Scheufele, co-presidenta de Chopard y quien inmediatamente viajó a la mina para conocer este hallazgo sin precedentes que daría origen a las joyas más preciosas que nunca antes habían surgido de de los talleres de Alta Joyería de esta firma.

Publicidad

Esta piedra extraordinaria dio origen a un conjunto de 23 diamantes, The Garden of Kalahari, de los que cinco tienen una talla superior a los 20 quilates y donde se encuentran representadas cada una de las principales tallas de los diamantes: cojín, brillante, corazón, esmeralda y pera.

Diamante talla brillante de 50 quilates

Estos cinco diamantes son las piezas maestras de los 23 que forman The Garden of Kalahari. Bajo la supervisión de Caroline Scheufele, el alma creadora de Chopard, la talla brillante de 50 quilates aparece resplandeciente junto a un girasol, el corazón de 26 quilates subraya su romanticismo al lado de varios pensamientos, la pera de 25 quilates acentúa la exótica belleza de la flor del plátano, la talla cojín de 20 quilates muestra su esplendor rodeada de amapolas y la esmeralda de 21 quilates destaca su pureza cerca de un nenúfar.

Diamante talla cojín de 20 quilates
Diamante talla pera de 25 quilates
Diamante talla esmeralda de 21 quilates
Diamante talla corazón de 26 quilates

La pieza maestra de esta colección es un ingenioso collar con múltiples opciones. La primera, una gargantilla para llevar sola. Un mecanismo invisible le permite separarse en el centro para transformarse en una flor, que a su vez se convierte en la base para tres colgantes adornados con los tres diamantes más grandes del Garden of Kalahari: el brillante de 50 quilates, el corazón de 26 quilates y la pera de 25 quilates. Cada una de estas piezas se puede llevar sola o en conjunto, para culminar en el collar perfecto con las tres piezas unidas.

El extraordinario collar hecho con los diamantes de The Garden of Kalahari

El diamante talla corazón y el diamante talla pera también se pueden llevar como pendientes en conjunto con el collar, adornado o no con la flor y el diamante talla brillante. Para una versión más discreta, los pendientes también se pueden usar sin los diamantes talla corazón y pera, una idea que brinda la libertad de combinar las joyas en función de cada ocasión.

Pendientes con los diamantes talla pera y talla corazón

Esta extraordinaria colección se complementa con un brazalete adornado con dos diamantes talla esmeralda y dos sortijas, de las que una lleva un diamante talla cojín de 20 quilates, además de un impresionante reloj secreto que rinde homenaje a las raíces de Chopard.

Sortija de la colección The Garden of Kalahari

Juntos, ofrecen un paisaje inigualable donde la poesía, la luz y el resplandor se erigen como las características constantes de este jardín extraordinario en cuya construcción se invirtió casi un año de trabajo y miles de horas por parte de los artesanos joyeros y los engastadores que trasladaron a estas creaciones el más alto grado savoir faire de la casa ginebrina.

Sketch del collar hecho con el diamante The Queen of Kalahari