Paris Jackson no pretende esconder su celulitis, estrías, marcas de acné, ni su amor por la pizza

1474

La aspirante a actriz de 19 años se ha pronunciado en contra de los estándares de belleza poco realistas de la sociedad y la lucha por la perfección. Incluso, es una defensora de las personas que tienen bello en las axilas y cuando la criticaron por su aumento de peso, simplemente no le importó, al contrario, predicó con el ejemplo, amor propio y confianza en su cuerpo. Una lección que todas deberíamos aprender. 

La hija de Michael Jackson aprovechó su última entrevista con la revista i-D para hablar sobre los estándares dañinos que la sociedad pone en hombres y mujeres.

Publicidad

“Desafortunadamente en el mundo en que vivimos es casi imposible sentirse cómodo en su cuerpo las 24 horas, los 7 días de la semana. Especialmente por lo que medios de comunicación están constantemente alimentándonos. Todavía tengo innumerables inseguridades y miedos, como todos los demás que conozco”, dijo.

ELLE UK

Asimismo, la también cantante comentó que quiere cambiar el estigma de la moda y belleza, ya que no es tan difícil para las personas sentirse hermosas tal y como son. ¿Pero cómo hacerlo? Es importante escuchar sus palabras…  

La joven de 19 años, publicó un tuit inspirador sobre cómo aprender a amar tus defectos: “No te sientas mal por tu acné o las estrías, ¿sabes qué otra cosa tiene puntos? La pizza, todos amamos la pizza”.

Además, agregó: “La belleza no se mide por números, simetría, formas, tamaños, colores, ni nada de eso. La belleza, la verdadera belleza, debe medirse por el alma, el carácter, la integridad, las intenciones y la mentalidad de una persona, lo que sale de tu boca. Cómo es tu comportamiento. Tu corazón…”

ELLE UK

Y continuó: “No soy simétrica, no soy de talla cero, como hamburguesas y un sinfín de pizzas. No encajo en ropa de diseñador, tengo cicatrices, estrías, acné y tengo celulitis “, dijo. ‘Soy un humano. No una muñeca”.

“La idea de que todos tenemos que estar dentro de en una idea de belleza es escandalosa y ridícula porque la ‘perfección’ es solo una opinión”, concluyó.

No cabe duda que casi nos hace llorar, ¡aplausos para Paris!