Stella McCartney elige un tiradero de basura como la locación de su nueva campaña

189
- Publicidad -

¿Qué le estamos dejando a las futuras generaciones? Esta parece ser la pregunta que Stella McCartney busca responder a través de una colección que critica los primeros estatutos de la moda: el consumo ‘desmedido’. Quizá parezca un tanto irónico, pero el mensaje es claro y la última palabra es la que define todo el concepto.

Para la colección Otoño-Invierno ‘17, la diseñadora seleccionó el espacio ideal para representar las consecuencias del consumismo propio de la sociedad actual: un vertedero al este de Escocia donde tres modelos visten las propuestas de la firma entre sonrisas y baile, características que hacen contraste con el paisaje y, como ya mencionamos, el mensaje de la campaña.

Publicidad

Stella McCartney FW17

Foto: Cortesía Stella McCartney

¿Qué significa una sonrisa entre basura y soledad? Que aún queda una esperanza, que estamos a tiempo, con este tipo de propuestas, de salvar lo mucho –o poco– que nos queda. Tampoco se trata de una estrategia publicitaria de lo que parece ser, irónicamente, una tendencia hacia lo eco friendly, sino todo lo contrario, una forma de mejorar e influir de forma positiva con miras hacia el futuro a través de la mejor expresión de nuestra individualidad.

Stella McCartney FW17

Foto: Cortesía Stella McCartney

McCartney es conocida por ser fiel a sus ideas y cada una de sus creaciones reflejan la belleza de una actitud atrevida que no se detiene ante ningún reto. Con esta última campaña, junto a la artista Urs Fischer y la fotógrafa Harley Weir, la diseñadora le da un motivo más a la industria para replantearse sus objetivos y, sobre todo, los medios que utiliza para llegar hasta nuestros armarios.