Las marcas de ultra fast fashion que podrían arrebatarle la corona a Zara

834
- Publicidad -

La innovación de la española Zara y la sueca H&M fue algo inusitado en un negocio como la moda cuando prácticamente democratizó la pasarela con diseños terriblemente parecidos en un tiempo mucho menor que esta tardaba en vender. Así, grandes casas como Burberry o Tom Ford se encontraron con una competencia distinta a la que estaban acostumbrados. Sin embargo, esto ocurrió hace diez años y todo modelo de negocio revolucionario tiene fecha de caducidad.

 

Publicidad

 

Retailers actuales que priman la inmediatez a través de Internet como Bohoo o ASOS comienzan a ganar terreno hacia el millennial que busca las mejores marcas y no meras copias. Así, el hecho de ofrecerlas a través de terceros online beneficia enormemente a estas marcas y, si le sumamos que estas mismas –por ejemplo, Burberry– también su propio envío premium, consiguen un cliente satisfecho.

 

Además, el modelo de negocio le añade un “ultra” al Fast-fashion prometiendo que nunca habrá problemas de stock y un producto con un estándar de calidad altísimo en de ocho a seis semanas contra la prenda creada en dos semanas por ambos titanes.

 

De esta forma, sitios como ASOS ofrecen 1,000 nuevos productos cada mes y Zara produce 20 colecciones al año, seguida por H&m que ofrece 15. Recientemente estas dos últimas compañías revelaron que querían acortar el proceso de creación de colecciones, usualmente de pocas semanas. No obstante, mientras la copia o “inspiración” en colecciones de otros responde a criterios de análisis de big-data, mientras que las grandes tiendas online mantienen aquellas primeras raíces de la moda intactas como posible receta del éxito.