¿Año nuevo, trabajo nuevo? Cómo arreglarte para tu empleo ideal

234
- Publicidad -

Entendemos que el código de vestimenta en la oficina es difícil de entender. También que puede cambiar dependiendo en la naturaleza del trabajo y hasta en el jefe que toque. Por eso, te traemos unos tips para que sepas cómo vestirte, especialmente si estás empezando uno nuevo. ¡Causar una buena impresión es imprescindible!

1. No te pongas algo ni “muy, muy” ni “tan, tan”

Publicidad

No quieres ser la de la falda que le quedaba muy corta ni la de la blusa que le quedaba tan pegada que se le transparentaban los rollitos. Claro que quieres resaltar, pero por tu habilidad profesional, tu buen carácter o tu gran estilo. Evita darte a conocer por usar prendas poco adecuadas para la oficina.

2. Realmente considera tus zapatos

¿Crees que esas botas arriba de la rodilla que te acabas de comprar son apropiadas para la oficina? ¿Será que esos tacones masivos son los adecuados para correr de junta en junta? No sugerimos que te pongas tenis pero hay que ser prácticos. No seas la mujer que anda tambaleando como una especie de pato por la oficina a razón de sus zapatos. Ese centímetro extra no te ayudará en lo más mínimo.

3. Consigue una “mochila”

En la escuela, todas llevaban una mochila—una bolsa donde meter sus cosas. Aplicar este concepto para el trabajo también es una buena idea. Diario cambiar de bolsa es una verdadera pérdida de tiempo. Además, una “mochila” o tote te ayudarán a mantener tu bolsa Chanel en buen estado. Sólo procura de que sea bonita y que combine con todo.

4. No pierdas tu personalidad

Solo porque te tienes que ver profesional no significa que te tienes que ver como una robot uniformada. Un toque de estampado o de color es completamente aceptable.

5. Ten estándares

Aunque el ambiente en tu oficina sea el más relajado, no llegues en lo que le sigue a la pijama. Te puedes ver casual pero siempre bien arreglada.

6. Familiarízate con el poder las piezas entalladas

Un blazer inmediatamente te hace ver más refinada aun sin importar lo que tengas abajo. ¡Te salvará la vida! Un pantalón de vestir también es básico.

7. Asegúrate de ser coherente

Piensa en la persona que quieres ser, que quieres reflejar, y toma todas tus decisiones basada en ella. Si quieres ser percibida como una persona limpia, exitosa, y con estilo, vístete como ella. No puedes aparentar estas cosas sin echarle ganas a tu apariencia.

8. Si hay duda, piensa simple y tradicional

Cuando de plano no sepas qué ponerte, opta por colores neutros y cortes básicos. Por ejemplo, te puedes poner una camisa blanca con un buen fit y una falda negra arriba de la rodilla sin que sea minifalda. Acompaña tu look con unos flats negros de punta.