Esto es lo que realmente obtienes al comprar ropa en un outlet

4031
- Publicidad -

Alguna vez salir de viaje a Estados Unidos o dentro de nuestro mismo país a uno de aquellos centros comerciales llenos de outlets para satisfacer nuestras compras de temporada significaba lo máximo; y es que, ¿a quién no le encanta tener la posibilidad de adquirir bienes de firmas de renombre por solamente una fracción del precio? Ropa, accesorios, bolsas, zapatos, absolutamente todo lo que podías haber imaginado era posible encontrarse en estos mágicos lugares, en donde después de horas enteras  de caminar, buscar y probarte decenas de prendas, lograbas salir victoriosa de la tienda con bolsas repletas de tu nuevo guardarropa, por prácticamente nada.

Sin embargo probablemente te has dado cuenta, si has tratado de comprar recientemente en alguno de estos sitios, de que se ha vuelto mucho más difícil descubrir algo que realmente valga la pena, o que encontrar alguna pieza que de hecho hayas visto en una tienda regular de tu firma favorita se ha vuelto prácticamente imposible. Y no, te aseguramos que no estás loca ni te has vuelto más selectiva en tu proceso de compras; la realidad es que hoy en día los outlets han evolucionado a solamente un lugar lucrativo y -bastante- engañoso en el que tus tiendas favoritas se encargan de vender una línea completamente diferente, y de mucho más baja calidad, que aquello que normalmente inunda sus tiendas regulares.

Publicidad

La certeza hoy en día es que es considerablemente más complicado que encuentres piezas de temporadas atrasadas, dañadas o simplemente que no lograron venderse como se esperaba, en un sitio como estos. En vez de ello, la gran mayoría de la mercancía que puedes encontrar en uno de tus outlets -anteriormente- favoritos, son piezas fabricadas especialmente para venderse allí. ¡Sí, escuchaste bien! Las empresas han encontrado que vender productos similares en diseño, (pero carentes de la misma calidad, materiales o acabados que aquellos con los que inundan sus tiendas regulares) pero a un precio considerablemente mucho más bajo es un negocio altamente rentable. ¿Te lo habrías imaginado?

Hoy en día estos sitios se encargan de satisfacer la demanda establecida por aquellos compradores que buscan un diseño similar al de las marcas líderes del mercado, pero a un precio mucho más económico. Entonces, ¿cuál es el problema? La cuestión es que la mayoría de estos retailers engañan al consumidor haciéndole creer que lo que está adquiriendo es una verdadera ganga, un artículo que pasó directamente de sus tiendas en las ciudades más importantes del mundo al outlet, cuando la realidad es que esto no es cierto y, como clientes, merecemos saber que la razón por la que estamos obteniendo estas piezas a un precio tan asequible es debido a una disminución en su calidad, no gracias a una gran oferta.

outlet1.0

Por ejemplo, Nordstrom Rack confirmó a ‘Racked’ que solamente el 20% del total de los productos que vende es mercancía en descuento proveniente de las distintas sucursales de Nordstrom o su página web, mientras que el resto son piezas compradas específicamente para el outlet.

De la misma forma, Ginger Reeder, vice-presidenta de comunicaciones corporativas de  Neiman Marcus comentó para el mismo medio que “Hemos encontrado a un comprador aspiracional que está buscando la misma mezcla de diseño encontrada en Neiman Marcus, pero a un precio más bajo. Muchos de los diseñadores que vendemos (en los outlets) son los mismos que tenemos en nuestra tienda de línea completa, pero puede variar en una tela, botones, o los toques finales pueden ser diferentes. Yo no llamaría a la ropa más barata, es simplemente menos cara.”

Situaciones similares son las que ocurren con Saks Off 5th, cuyos ejecutivos comunicaron a sus inversionistas el año pasado que solamente el 10% de su mercancía viene de Saks, mientras que el 25% son bienes de marca propia y el resto se encuentra manufacturado para el outlet por vendedores específicos.

dsc_9031_1

Así que, desafortunadamente cuando lees una etiqueta en alguna pieza de outlet y en ella aparece un precio mucho más alto haciéndote creer que el nuevo precio es un descuento, solamente se trata de un engaño en el que el precio “original” es en realidad un precio “sugerido” por el fabricante o por el vendedor; por lo que esto no significa que en algún momento dicho bien haya sido vendido a tal precio. Impresionante, ¿no?

Sin embargo, para quedar completamente claros, nótese que cuando nos referimos a un ‘outlet’ no hablamos de los descuentos que se ofrecen al final de cada temporada en las tiendas regulares de tus firmas favoritas o en las departamentales de moda, sino meramente a aquellos establecimientos cuyo único propósito es fungir como “tiendas de descuento” durante todo el año.

Perfecto, pero ¿entonces qué pasa con todos aquellos artículos dañados o la producción en exceso que se queda en las tiendas? Según Karen Fluharty, socia en Strategy & Style Marketing Group, la razón por la que hoy en día encontramos muchos menos outlets con verdaderos productos de “segunda” es debido a que actualmente la mayor parte de los bienes se encuentran manufacturados en países pertenecientes a otros continentes, por lo que las piezas dañadas o con errores de manufactura suelen ser discontinuadas antes de ser enviadas. Igualmente, la industria ha mejorado en calcular la demanda, lo que ha llevado a un menor número de excesos de producción.

Coach-Hobo-bag
Comparación de una bolsa Hobo de Coach de una tienda regular contra su versión de outlet.

Para finalizar, creemos que no hay ningún problema con que el mercado también busque cubrir a los compradores aspiracionales, el problema viene cuando se es deshonesto con el mismo. Así que ahora que lo sabes, te recomendamos que siempre tengas cuidado con lo que compras, que compares y te asegures de que lo que estás pagando realmente vale la pena no solamente por su diseño, sino por su calidad, y no se trata solamente de una estafa impuesta por algunos grandes corporativos.