Así han evolucionado las bolsas (y lo que llevamos en ellas) en 100 años

109
- Publicidad -

En los primeros años del siglo XX, las mujeres no necesitaban mucho espacio para llevar sus pertenencias diariamente, bastaba con que cupiera un abanico, un peine, y probablemente un lipstick. En aquella época lo mejor era llevar una bolsa pequeña y hecha a mano, con elementos decorativos como bordados o incrustaciones de pedrería.

Cada vez las bolsas fueron haciéndose más espaciosas, y las mujeres comenzaron a llevar cosas no tan esenciales como reproductores de música, cámaras fotográficas y todo un kit completo de maquillaje.

Publicidad

 

Tal vez este accesorio ha transformado su estética y su fucnión a través de los años, pero lo que sin duda se mantiene es su valor como elemento decorativo y complementario al look.