Las claves para elegir (bien) a tus damas de honor

531
- Publicidad -

¿Cuántas necesitas?

Pareciera que tener muchas damas es lo más conveniente ¿no?. La realidad es totalmente opuesta ya que mientras más haya, más problemas pueden surgir. Coordinar los vestidos que usarán, elegir una fecha para tu despedida de soltera, repartir las responsabilidades de cada una, son decisiones complicadas y es difícil que todas queden contentas con los resultados.

Publicidad

 

Evita asumir realidades

Tal vez tengas una amiga que te encantaría que fuera tu dama pero actualmente está pasando por una situación familiar o económica complicada, o sabes que le da pánico ser el centro de atención, así que asumes que te dirá que no y prefieres no mencionarlo. Nunca sabes lo que un buen amigo está dispuesto a hacer por ti, así que dale una oportunidad y hazle saber de tu interés por que sea parte importante en tu gran día.

 

No hay un número ideal

No existe una regla que determine cuántas damas debes tener, si quieres que sean diez, cinco o dos, es una decisión totalmente libre. Una buena opción es elegir solo a tus hermanas o a una tuya y una de tu novio, así no quedarás mal con nadie.

 

Piensa en su personalidad y estilo de vida para elegir su labores

Las damas de honor suelen desempeñar labores como organizar la despedida de soltera, hacer los recuerdos que darás en tu boda, entregar las invitaciones… piensa en sus actividades diarias y su tipo de personalidad y si es necesario consúltalo con ellas para evitar descontentos.

 

No sientas la obligación de invitar a nadie

Es tu boda, tú y tu pareja son los únicos con el poder de tomar decisiones. No te sientas presionada por nadie para invitar a alguien que no te gustaría que fuera tu dama de honor. Lo más fácil es elegirlas según un grupo establecido, ya sea que todas sean tus amigas, hermanas o primas… así no habrá confusiones.