Guía definitiva para decidir si conservar o devolver una prenda

55
- Publicidad -

Todas, absolutamente todas las mujeres que se consideren shopaholics, se han enfrentado alguna vez en su vida (o muchas) a tomar la difícil decisión de conservar o no, una prenda que compraron hace poco.

Ya sea que no nos convenza el color, el material, la forma en que te ajusta, o que no estemos seguras si lo vamos a usar o es un gasto innecesario, pretextos para comprar existen muchos, pero para devolver una prenda que no nos tiene tan seguras no hay tantos… por eso te damos algunos consejos para facilitar el proceso de decidir si una prenda entra o no a tu armario definitivamente.

Publicidad

1. Arma por lo menos 3 outfits diferentes. Y al decir diferentes no nos referimos que combines esa falda nueva con tres blusas negras de diferente corte, si no que realmente intentes crear looks utilizando diferentes tonos, estampados y siluetas. Si ves que no tienes muchas ropa con la que complementarla, entonces es mejor que te deshagas de ella porque podría convertirse en un “one hit wonder” de tu armario.

2. Tómate fotos desde diferentes ángulos. Pídele ayuda a algún miembro de tu familia o coloca tu cámara en diferentes superficies con el temporizador. Olvídate de sobreproduccirte, lo único que necesitas es darte cuenta de cómo luce en ti, si en la cámara te hace lucir más ancha de lo que en realidad estás, o si no hace un lindo contraste con tu tono de piel.

3. Busca en tu clóset prendas similares. Eso suele pasarnos a las que amamos los básicos, tal vez no te des cuenta que esta es la sexta camisa blanca que llega a tu armario, o que tienes un vestido negro prácticamente igual solo que con mangas diferentes. Si es así, es mejor que lo devuelvas e inviertas en algo diferente.

4. Revisa la forma de lavado. Y sé consciente de tus hábitos, ¿odias lavar a mano? ¿tienes una caja llena de ropa que “eventualmente” llevarás a la tintorería?, si te identificas con alguna de estas descripciones, tal vez lo último que necesitas es una prenda más de ese tipo.

5. ¿Qué tan versátil es? Puede ser la statement jacket más espectacular que has visto, e incluso ser casi idéntica a la que todas las it-girls llevan en estos días, pero si es una prenda de un solo uso, es mejor que no gastes en vano, a menos que quieras darte un gusto caprichoso (muy válido de vez en cuándo).

6. ¿Es tu estilo? Por más que todas tus bloggers favoritas la lleven, y sea trending topic, si no va con tu estilo, no es recomendable que te quedes con esa prenda. Pruébatela con calma en casa y piensa con la cabeza fría si fue una compra por impulso o realmente la vas a usar.