Cuando el fast fashion invadió al lujo

122
- Publicidad -

La marca inglesa Burberry decidió hacer un par de cambios en sus futuras colecciones, los cuáles podrían marcar la pauta para que otras casas de moda se atrevan a sumarse a esta novedosa forma de trabajar.

Y es que Burberry ha decidido romper con el esquema de presentar sus nuevas colecciones masculina y femenina durante las temporadas Primavera/Verano y Otoño/Invierno, además de las colecciones femeninas Pre-fall, y Crucero. Ahora reemplazará estas colecciones por dos únicas presentaciones mixtas en febrero y septiembre. La razón por la que han tomado esta desición responde a obtener una audiencia más global, “sin estaciones, inmediato y personal”, según revela un vocero de la marca.

Publicidad

Pero eso no es todo, uno de los cambios más drásticos es que ahora las colecciones estarán disponibles en tiendas inmediatamente después de que terminen los desfiles, y también las campañas podrán verse en medios de comunicación al terminar cada desfile.

Así es como Burberry apuesta por fusionar sus lineas Brit, Prorsum, London y Men bajo una única línea: “Burberry”. Además de adaptarse a esta tendencia que pone a la inmediatez como lo más importante, sin confundirse entre temporadas, y sobre todo, sin dar prioridad a unos cuántos.

Pero esta no es la primera vez que una marca de lujo decide poner a la venta la nueva colección simultáneamente con la presentación de las prendas sobre la pasarela, Tom Ford ya lo había hecho en la temporada Otoño/Invierno 2016, revelando a WWD las razones por las que había hecho este cambio: “Hemos vivido con un calendario y un sistema en la moda que es de otra era. Hoy nuestros clientes quieren una colección que esté disponible de inmediato. Los desfiles y el calendario tradicional de la moda, tal y como los conocemos, ya no funcionan como lo hicieron en algún momento”.