¿Eres una novia alternativa? ¿Te casarías con un vestido de novia low cost?

301
- Publicidad -

Los tiempos están cambiando y aunque generalizar no está bien, bien es cierto que las novias de hoy en día ya no son lo que eran. Cada vez más mujeres ven la inversión que supone el vestido de su boda como algo que se sale (¡y por mucho!) del presupuesto, optando por alternativas más coherentes e, incluso, conscientes. Otras, no se sienten identificadas con el estilo de novia “tradicional” de las tiendas especializadas y buscan diseños personalizados, prendas únicas (de coleccionista) o prendas que guarden historias, verdaderas joyas que están esperando a ser rescatadas.

Además, las épocas que corren no son lo más amigables para diseños llenos de pompa y recargos. Las nuevas generaciones, o más bien, las millennials, esa generación que se encuentra en plena época de casamiento son fieles al estilo que impera en nuestro días. Evitan a toda costa vestidos con florituras y mil complicaciones. Los diseños se tornan sencillos a la vez de modernos en un espacio intermedio donde la sencillez se codea con el detalle. Y es en este punto y con toda esta agitación, donde cadenas, marcas y alternativas varias se suben al carro y visualizan el filón.

Publicidad

 

novia_alternativa_reformation
Reformation

De un tiempo a esta parte prolifera la opción de casarse con un vestido antiguo. Anticuarios, tiendas especializadas, ferias o subastas son un nicho que las novias de ahora comienzan a explorar. ¿Quieres llevar un modelo irrepetible? Ésta puede ser una de las mejores opciones. Hay quien se pregunta por qué comprar un vestido “estilo años 20” cuando buscando un poco puedes tener uno auténtico. Florecen tiendas online como Posh Girl Vintage, The Frock, Cherished Bride o Woodland Farms Vintage, entre otras tantas, que venden en línea una selección de piezas por década. Cualquiera de estos vestido tiene un precio más bajo que uno de nueva temporada. En caso de las casas de subastas, incluso, pueden alcanzar precios más atractivos.

Darle una segunda vida a tu vestido es otra de las opciones con la que juega cada vez más gente. Con un poco de imaginación se puede renovar una prenda y conseguir resultados asombrosos. Añadir o quitar las mangas, hacerlo un dos piezas, cambiarle el cuello o acortar la falda. Realmente las posibilidades en este aspecto son muchas y la novia podrá lucir una prenda totalmente personalizada.

Por otro lado, la consabida y nueva generación de marcas que exploran la sección nupcial salen al mercado con precios mucho más asequibles y competitivos. Desde que H&M lanzara su vestido de novia en su línea Conscious, otras cuantas se suman y comienzan a arrasar. Reformation, una de las marcas favoritas entre los jóvenes estadounidenses y donde se pueden encontrar vestidos de novia por 200 dólares y sin superar los 600. Houghton, la marca que cambia los diseños pomposos por prendas sobrias y que enloquece a las nuevas generaciones.

Houghton Bridal Fall 2016
Houghton

J. Crew se consolida como una de las mejores opciones, reuniendo diseño, calidad y buen precio. Free People ofrece diseños fuera de lo convencional para novias alternativas con aires boho de no más de 1,000 dólares.

novia_alternativa_free people
Free People

U Otaduy, donde cada pieza de la marca española se realiza dentro de un estilo totalmente desenfadado y original, pudiendo encontrar vestidos en su tienda online por menos de 800 dólares.

Otaduy
Otaduy

Y la última en unirse al mercado, el gigante online Asos, cuya colección saldrá a la venta a principios de 2016 y la cual destaca por tener en su repertorio vestidos de tan sólo 380 dólares. Realmente un universo de posibilidades y ¡sin gastos de envío!

Ante este panorama sólo podemos decir que la moda nupcial low cost y todas las alternativas parecen vivir un buen momento, pero ¿se consolidará? ¿Valdrá la pena seguir gastando un dineral en un vestido de una sola puesta? ¿Elegirías alguna de estas otras propuestas para el dia de tu boda?