American Apparel retira polémica camiseta

46
- Publicidad -

Es un momento difícil para la empresa estadounidense de moda, tras el despido de su fundador –Dov Charney– y su declaración oficial en bancarrota, lo que los ha obligado a pedir un préstamo millonario para tratar de salvarse y salir adelante.

Como si eso no fuera suficiente, ahora la empresa se ha visto envuelta en un escándalo debido a unas camisetas que las sucursales recibieron para que sus empleados usaran durante el Black Friday, las cuáles llevan impresa la frase “Ask me to take it all off”, o sea “Pídeme que me lo quite todo”.

Publicidad

Esta frase de inmediato saltó ante los ojos de algunos empleados que se sintieron ofendidos a llevarla, a pesar de que no era obligatorio –pero sí recomendable–, incluso una de las empleadas que prefirió permanecer en el anonimato declaró al sitio web The Mary Sue: “Entiendo que American Apparel no me ve como una persona real y prefiere usar mi sexualidad para vender. Sigo trabajando para ellos porque en el pasado, siempre había tenido libre elección en la ropa que usaba (siempre y cuándo sea de la marca). Ahora están alentando a nuestros clientes a acosarnos sexualmente, incluso habiendo colegas que a penas alcanzan los 15 años”.

Posteriormente, el sitio web anteriormente citado logró hablar con un representante de la marca para saber su postura ante la controversial camiseta, a lo que respondió: “Hemos decidido descontinuar el slogan y buscaremos otras maneras de permanecer creativos y llegar hasta el límite, respetando el ADN de la marca”.

 

¿Tú qué opinas? Si trabajaras en una tienda American Apparel, ¿la hubieras usado? ¡Cuéntanos tu opinión en los comentarios!