8 razones que te convencerán de no casarte

83
- Publicidad -

Tal vez has llegado a esa edad en la que cada vez que abres una de tus redes sociales te das cuenta que alguien se comprometió, se casó, o está preparándose para el gran día. Y aunque te de mucha alegría por esas personas, algo dentro de ti entra en pánico y comienzas a preguntarte ¿Estará mal que no me interese llegar a esa etapa? ¿Soy la única que piensa así? ¿Algún día cambiaré de opinión? No, esa es la respuesta a las tres preguntas anteriores, no está mal, no eres la única, y tal vez nunca cambies de opinión, porque e matrimonio no es para todos y vivimos en una época en la que puedes tomar la decisión libre y conscientemente.

 

Publicidad

1. No eres la única

En la década de los 80 el promedio de edad en el que las mujeres se casaban era de 22 años, en el 2011 cambió a los 27 años, y así poco a poco ha ido aumentando e incluso hay cada vez más mujeres que deciden no hacerlo y prefieren irse a vivir con sus parejas.

2. Hay otras formas de demostrar compromiso

No es necesario firmar un papel y hacer una gran fiesta para demostrarle al mundo (y a ti misma) que ya es hora de hacer tu vida con alguien más.

3. Tus finanzas son para ti

Algunos de los problemas más grandes entre las parejas son los económicos, porque muchos de ellos acaban juntando sus cuentas bancarias y reuniendo sus ganancias; de ahí vienen problemas como las reclamaciones de porqué compraron algo tan costoso o algo que en su opinión no vale la pena.

4. No perderás amistades

Sin duda, al contraer matrimonio, tu vida y prioridades cambiarán; las llamadas nocturnas, las fiestas, comidas, y salidas al cine serán cada vez menos. Se dice que al casarte comienzas a ver en tu pareja a una persona con la cuál desahogar cualquier problema, desde personales hasta laborales o familiares, y eso no es nada sano para tu relación.

5. Puedes invertir en tu carrera y futuro

En lugar de invertir tu dinero en una boda, luna de miel, y nueva casa, puedes invertirlo en una maestría, o un curso de algún idioma en el extranjero.

6. No necesitas complacer a nadie

Si algún día te casas es por decisión propia, no debes hacerlo por complacer a tus papás, a tu pareja, o a cualquier otra persona, porque entonces estarás haciendo algo que en realidad no deseas y puede acabar mal.

7. Puedes formar una familia

¿Quién dijo que para formar una familia era necesario casarse? Si en un futuro piensas tener hijos o una pareja estable, o ambos, pero no quieres casarte, puedes hacerlo sin ningún problema.

8. El amor es diferente para todos

Tal vez algunos crean que el resultado final del amor es el matrimonio, pero si tu no lo crees así es una decisión muy personal, cada quien tiene su propia forma de amar y sus ideales.