Así fue la despedida de Alexander Wang de Balenciaga

115
- Publicidad -

El blanco es el color de la pureza y la paz, pero también significaba luto en la antigua Roma. Este color poderoso y lleno de significados contrastantes es el que tiñó a la colección de despedida de Alexander Wang como director creativo de Balenciaga.

La propuesta para la primavera del 2016, es la última que Wang hizo para la firma francesa fundada en 1817. Fueron 35 los looks que desfilaron por la pasarela, todos confeccionados en telas naturales y suaves como lino y algodón. Las siluetas, una mezcla perfecta entre lo sporty de Wang y lo romántico de Balenciaga, vestían los cuerpos de las modelos con holanes, encajes y transparencias que nos transportaban a una gran fiesta de pijamas.

IMaxTree
IMaxTree
Publicidad

 

Aunque las modelos más populares del momento (Kendall Jenner, Gigi Hadid, Joan Smalls…) brillaron por su ausencia, hubo una que sorprendió con su presencia: Zoë Kravitz –hija Lenny Kravitz y Lisa Bonet– quien desfiló con un vestido de encaje y transparencias que dejaba ver sus tatuajes.

El show finalizó con una selfie de parte del diseñador, quien después de 3 años de ser fiel a Balenciaga, se despide para enfocarse al 100% en su marca homónima.

Balenciaga RS16 0732
IMaxTree