¿Adicta a los zapatos? 10 signos que lo comprueban

734
- Publicidad -

Un estudio realizado por el Centro de Investigación de Informes del Consumidor en Estados Unidos, encontró que los zapatos son una de las cosas que mayor adicción puede causar, porque las mujeres dejamos de verlos como una prenda más y los convertimos en un objeto de colección. Entre las mujeres con las colecciones de zapatos más grandes que se han conocido, están Imelda Marcos, ex-primera dama de Filipinas, con una colección que superaba los 3,000 pares de zapatos; la emperatriz Josefina Bonaparte tenía 789; y Marlene Dietrich con alrededor de 200 pares. Los siguientes signos delatarán si eres un adicta –o potencial adicta– a los zapatos:

1. Cuando tienes prisa, te cuesta trabajo encontrar el par de los zapatos que estas buscando. Y cuando por fin lo encuentras, te das cuenta que has hecho todo un caos en tu armario.

Publicidad

2. Confías en que tus zapatos pueden ser los responsables de hacer que tu look sea espectacular o un desastre, nunca te tomas a la ligera la elección del par perfecto aunque esto pueda llevar más tiempo del que te lleva elegir un outfit completo.

3. No ves absolutamente nada de malo en tener más de un par de botines negros con pequeñas variaciones en la forma del tacón o en el material, estas segura que es algo totalmente normal y que llegará el momento para usar cada uno de ellos.

4. Carrie Bradshaw es tu modelo a seguir en la vida, su colección de zapatos tu mayor deseo, y su frase “Me gusta mi dinero donde pueda verlo –colgado en mi armario–“ tu lema de vida.

5. Podrías –con los ojos cerrados– distinguir entre unos stilettos, pumps, kitten heels, wedges, strappy sandals… y todos los tipos de zapatos que existen.

6. Una depresión, un mal día en el trabajo, una ruptura o una enfermedad, no hay absolutamente nada que un nuevo par de zapatos no pueda arreglar.

7. Tienes toda una serie de cintas adhesivas, sprays, y protectores de gel para curar y prevenir cualquier molestia que pueda causarte un par de zapatos.

8. ¿Tu sueño? Fácil, tener un clóset exclusivo para tus zapatos.

9. Tienes una larga lista de excusas que has usado para comprar zapatos, incluso algunas que te has dicho para convencerte a tí misma de que los debes tener, algo así como “es el último par y tienen el 50% de descuento” o “son tan clásicos que los podré usar por siempre”.

10. Aunque sigas comprando y comprando, te es imposible deshacerte de los pares que ya no usas. Te da pánico necesitarlos un día y ya no tenerlos.

 

Se considera que tener 20 pares es lo normal, entre 20 y 40 demuestra que eres entusiasta por la moda, pero superar los 50 y además mentir sobre la cantidad de zapatos que habitan tu clóset, es un signo de que tu obsesión ha ido más lejos de lo normal. Y tú, ¿cuántos pares tienes?