Guía para evitar las ampollas en tus pies

139
- Publicidad -

Hay muchas razones por las que amamos la llegada del otoño, pero también hay una en especial que nos hace extrañar el verano cuando nuestros pies estaban libres de todo sufrimiento; ¡las ampollas!. Estas molestas heridas que invaden nuestros pies cuando llega la época de usar zapatos cerrados pueden convertirse en nuestra peor pesadilla; por eso te damos algunas claves para evitarlas:

 

Publicidad

1. El ajuste lo es todo

Si unos zapatos te quedan grandes o chicos, prepárate porque sin duda alguna te sacarán ampollas. Compra tu número exacto, usa unas plantillas para ajustarlos; si te aprietan será un poco más difícil, pero puedes intentarlo pasando un algodón humedecido en alcohol por toda la parte interna del zapato, después usa unos calcetines muy delgados y camina con ellos para que se adapten en lo posible a la forma de tus pies.

 

2. Cero fricción

Ya que la mayoría de las ampollas son causadas por la fricción entre tu piel y los zapatos, es bueno que cuando comiences a usar un par nuevo te fijes muy bien en cuáles son los puntos de mayor fricción en tus pies y coloques justo ahí algo para evitar el roce, puede ser una cinta o un spray anti-fricción que encontrarás en cualquier zapatería.

 

3. Trucos de bailarina

Las bailarinas de ballet tienen algunos trucos que las ayudan en casos extremos, uno de ellos es aplicar una capa de esmalte de uñas transparente cuándo tienen una ampolla nueva y que aún no está tan avanzada, esto la mantiene protegida y evita que crezca. Pero ¡ojo! si tu ampolla ya está más desarrollada (puedes darte cuenta por su tamaño) lo único que conseguirás con el esmalte es un dolor insoportable.

 

4. Los calcetines son la clave

Si llevas unos calcetines muy delgados, o con una costura que toca tu piel a cada paso, seguramente se formará una dolorosa ampolla; usa un par cómodo o si es necesario uno sobre otro para proteger a tus pies.

 

5. Mantenlos secos

Si tus pies están húmedos, hay una mayor probabilidad de que aparezcan ampollas sobre todo en la zona de la planta de tus pies, si tus pies sudan con frecuencia o hay unos zapatos en especial que lo provocan, usa talco.