Guía para comprar un vestido de novia vintage

93
- Publicidad -

Si siempre has deseado tener un vestido de novia único y espectacular, que no se le parezca a ningún otro, entonces debes considerar la opción de comprar un vestido vintage. ¿Te encantaría tener una boda de ensueño y estilo retro? Entonces no hay duda, eres la perfecta candidata para llevar un vestido antiguo en tu gran día.

Además de la originalidad, encontrarás que tiene otras ventajas como ahorrarte un par de miles de pesos, ya que al ser una prenda usada no puede ser vendida como una nueva.

Publicidad

 

¿Dónde encontrarlo?

La primera opción es buscar en las tiendas de antigüedades de tu ciudad, o hacer una investigación entre tus conocidas de edad avanzada, nunca sabes si ellas tienen el vestido vintage de tus sueños y les interesa rentártelo o vendértelo con tal de verte feliz. Cuando hays agotado esas dos opciones, el internet siempre estará ahí para salvarte; en Etsy podrás encontrar algunas buenas opciones.

Pruébatelo antes

Siempre es la mejor opción, por que además de ver si te ajusta bien podrás darte cuenta si te luce bien ese tono o si está en buenas condiciones.

 

Conoce tus medidas

Si optarás por comprarlo en línea, entonces asegúrate de tener bien definidas tus medidas actuales, cuello, busto, cintura, caderas, altura, etc… compáralas con las del vestido de tu elección y asegúrate que no sea más pequeño, si es más grande siempre podrás pedir ayuda a una modista.

 

No confíes en las tallas

Si ves en la etiqueta que el vestido es dos tallas mayor a la tuya, ¡pruébatelo!. No sólo podrás revisar si es posible hacer ajustes, también debes recordar que a través de las décadas las tallas han cambiado y también el cuerpo de las mujeres, no sabrás si te queda bien hasta que lo tengas puesto.

 

Revisa en qué condiciones está

Ya que la mayoría fueron usados sólo una vez, seguramente está en casi perfectas condiciones. Pero es importante que estés consciente que antes de la década de los treintas las telas eran de origen natural, no existían las sintéticas, por lo que si tu vestido pertenece a principios de siglos seguramente se notará más el paso de los años en él.