13 pretextos que todas usamos para comprar ropa

71
- Publicidad -

1. “Está de moda”. Lo viste en todas las pasarelas, todas las it-girls ya lo llevan, así que es casi una obligación que tú tengas uno

2. “Lo puedo usar en la oficina y para el fin de semana”. Nada más útil que un top versátil que puedas combinar igual con un par de boyfriend jeans o una falda lápiz; es como un 2 en 1.

Publicidad

3. “Está rebajado”. ¿Cómo no comprarlo si está a mitad de precio?

4. “Es un clásico que ha superado la prueba del tiempo”. Ese trench coat lo han llevado por igual Audrey Hepburn, Kate Moss y Alexa Chung y les luce igual de cool sin importar la época. Seguramente seguirá vigente de aquí a que cumplas 60 años.

5. “Lo puedo cambiar en los próximos 30 días”. Te encanta, pero no estás segura si te queda el color o si combina con el resto de tu guardarropa. Da igual, puedes llevarlo y pensarlo por 29 días.

6. “No tengo de este color”. Tal vez tu clóset está repleto de skinny jeans, pero ningunos con ese color celeste deslavado. Gotta have it.

7. “No tengo ropa”. Esta mañana pasaste por una crisis de ‘no tengo nada que ponerme’, así que necesitas refrescar tu guardarropa con unas cuántas compras

8. “Hace mucho no me he comprado nada”. Ni siquiera recuerdas cuándo fue la última vez que estrenaste algo, una clara señal de que ya es hora de comprar

9. “Hoy me depositaron”. Te brillaron los ojos cuando revisaste tu estado de cuenta, los planetas se alinearon para que vayas por esa bolsa que tenías en la mira desde hace unas semanas.

10. “Lo he buscado por todos lados”. Por fin están frente a ti esos zapatos que habías buscado por cielo, mar y tierra, o al menos por todos los centros comerciales de tu zona. No piensas volver a perderlos así que debes comprarlos ¡ya!

11. “Olivia Palermo llevaba uno igualito en un su última foto de Instagram”. Si Olivia tiene uno, significa que es lo más cool de esta temporada; no puedes quedarte sin él.

12. “He trabajado mucho, merezco un premio”. Horas extra en la oficina o en el gimnasio, tu corazón lo pide a gritos, necesitas un pequeño incentivo para sobrevivir a esta semana tan pesada.

13. “Lo puedo pagar a meses sin intereses”. Sacas tu celular, lo divides entre 12 y te das cuenta que sólo pagarás $70 pesos al mes.