Lo que nadie te dice de ser editora de moda

2997
- Publicidad -

Me acuerdo el día que vi The Devil Wears Prada, veía el mundo editorial tan ajeno a mi que ni siquiera me puse a pensar si ser editora de moda era glamouroso o no. Al mes de ver la película empecé a trabajar en InStyle y entonces me di cuenta que en este mundo no es tanto el usar Prada si no cómo lo interpretas. Y de glamour, ¡ni hablar!

Les voy a contar lo bitter y lo sweet de ser editora de moda

Publicidad

Lo bitter:

1. Nunca dejas de trabajar: Casi todas las profesiones tienen un horario fijo, en la moda eso es imposible. Hoy puedo llegar a las 8am a la oficina e irme a las 5pm, pero lo más seguro es que mañana esté corriendo entre desayunos, comidas y cenas, además de regresar en los inters a la oficina a hacer la revista. Pero algo que pasa siempre es que, aunque salga a las 5pm todo lo que pasa a mi alrededor es inspiración o referencia para hacer algo cool en las páginas de la revista o en el sitio. El chiste es que las que nos dedicamos a la moda nunca paramos.

2. Todo mundo cree que podría hacer tu trabajo: Es chistoso que nadie en realidad sabe lo que hace un editor de moda hasta que está sentado en la silla haciendo la chamba. He oído mil comentarios de gente que no tiene nada que ver con editorial, o ni siquiera con moda que opinan que el trabajo que hacemos las editoras podría estar mejor y acaban diciendo “¿qué tan difícil puede ser?”. Les juro que fácil no es.

3. Tienes que pensar en todo: No se trata de solo usar las cosas que te gustan para la revista o de elegir a tus favoritas para la portada. La industria de la moda es un universo y como editor aprendes a ser un mediador. Esto es lo que nos gusta, esto es lo que necesitamos, esta es la tendencia, estos son los anunciantes, esto ya lo usaron en otro medio. Como ya les dije, tienes que estar conectada TODO el tiempo.

4. Si cometes un error, todos se enteran: Si eres economista o abogado y te equivocas, tu cliente se entera pero no se enteran 65,000 personas. En mi trabajo sí. Por eso siempre tenemos que revisar todo lo que hacemos mil veces, ser súper conscientes que la gente nos lee y como me dijo una jefa un día; Es difícil ganar a un lector, pero perderlo es facilísimo.

5. Me llegan 300 mails diarios: Cuando por fin ya contesté todos los mails que tenía pendientes, me llegan otros 30 y así todo el día. Además cada mail requiere de tiempo para contestarlo porque generalmente estas negociando historias o exclusivas y si no pones atención se te puede ir algo importante. Es cansado contestar tantos mails jajaja, yo los contesto prácticamente todos.

6. Pierdes noción de precios: Me da risa (mejor dicho estrés) que cuando veo algo de cierto precio ya no me parece tan caro. Siempre pienso que es LA PIEZA y que la tengo que tener antes de pensar lo que cuesta. Luego me bajo de mi sueño y organizo mis gastos, a veces me la compro y a veces no.

7. Tengo que usar tacones: Parece ridículo pero de verdad me cuesta trabajo usar tacones. Amo los zapatos y me fascina hacer mis looks con ellos pero mis pies no están hechos para estar de puntitas. Por eso siempre he usado sneakers #editoraentenis #feliz

8. Hay mucho ‘poser’: A mi me gusta la gente genuina, pero en esta industria hay muchos que se inventan un personaje y parte de este es ser grosero o mal educado con los demás. Me drena la energía.

secundaria2clauu

Lo sweet:

1. Me encanta lo que hago: Pocas cosas disfruto tanto como hacer mi trabajo, lo hago porque me gusta mucho hacerlo. Eso no resta el estrés que tiene pero tiene muchísimas cosas buenas. Todo el tiempo descubres y aprendes cosas que no sabías, estas en constante trabajo creativo.

2. Ves lo que haces en un puesto de revistas: Es increíble ver tu trabajo expuesto cada mes, claro esto como ya lo platicamos tiene su parte estresante pero la satisfacción es mucho más grande.

3. Viajas mucho: Me encanta viajar  y aunque viajar de trabajo no es lo mismo que hacerlo por placer, el aprendizaje es enorme. Conoces lugares a los que tal vez nunca se te hubiera ocurrido ir si no tuvieras que ir por trabajo. Conoces oficinas, ateliers, fabricas, viñedos, museos, fundaciones y miles de cosas a las que no tendrías acceso si no fueras con una marca o con otra. Tienes la oportunidad de hablar con las personas que están detrás de lo que ves en la pasarela, es como entrar en carne propia a un documental.

4. Conoces gente muy interesante:  Muchas veces te toca entrevistar a las personas a las que más admiras y puedes sentarte con ellos para que te cuenten todo lo que están haciendo, desde sus colecciones hasta su vida personal. Aprendes muchísimo.

5. Ves los desfiles en vivo: Creo que todos los que hacemos este trabajo podemos coincidir en lo increíble que es ir a Fashion Week, es una de las mejores experiencias que tiene este trabajo. Suma todo lo que les acabo de decir, además de abrirte el panorama. Aprendes mucho, cada vez algo nuevo. Pero acepto que es agotadoooor.

6. Tienes descuentos: Bueno, ya hable de que perdemos la noción de los precios, lo bueno es que en algunas marcas te dan descuentos que puedes aprovechar para comprarte esa bolsa que te morías de ganas de tener.

7. Trabajas con las mejores marcas del mundo: Cuando no te dedicas a esto, las marcas son un ente ajeno en tu vida. Pero cuando son tu día a día te das cuenta de por qué son lo que son. Entiendes el porqué de sus precios, de sus secretos y lo mejor es que te vuelves un insider. Estos grandes monstruos de la moda te buscan a ti para contarte lo que van a hacer y buscan aliarse contigo para hacer historias increíbles para los consumidores. Esta es una de las cosas más gratificantes.

8. La gente escucha tu voz: Estar en una revista o en algún otro medio te da la oportunidad de acercarte al lector, de expresarle a toda esa gente lo que sabes y hacer de la moda algo más sencillo para digerir. Todo mundo, en distinta medida, está interesado en lo que se va a poner todos los días y ahí estamos nosotros para que esto sea más sencillo. A mi me da mucha satisfacción poder aportar algo de lo que yo sé a las personas que quieren aprender o entender lo que nosotros hacemos todos los días.

secundaria-clauu

En pocas o muchas palabras, ¡ser editora de moda es increíble!