Las hermanas Olsen demandadas

29
- Publicidad -

Desde que las hermanas Mary-Kate y Ashley Olsen fundaron The Row en 2006—su marca de moda RTW y de accesorios— su misión ha sido convertirse en una de las firmas más prestigiosas no sólo en Estados Unidos sino en el mundo.

Y a pesar del éxito y los billones de dólares que las Olsen se han llevado al construir su imperio desde pequeñas, recientemente han sido acusadas por los internos en The Row debido a que trabajaban cerca de 50 horas por semana en pésimas condiciones, con malos tratos y sin una remuneración económica, según reporta el diario Page Six.

Publicidad

Shahista Lalani, una diseñadora que trabajó por cinco meses con The Row, declaró que durante este tiempo fue tratada mal, obligada a cumplir con labores domésticas y por si fuera poco, sin un solo pago. “Yo estaba haciendo el trabajo de tres internos. Estaba en contacto con mi jefa todo el día y toda la noche”, comentó Lalani, quien incluso fue hospitalizada por deshidratación tras pasar horas cargando prendas bajo el sol.

“Cuando teníamos tiempo libre, nos decían ‘organicen los botones por códigos de color’, no teníamos ni un descanso de 15 minutos”, declaró la joven de origen canadiense, quien asegura que los malos tratos no venían de parte de las hermanas Olsen —que se aparecían por las oficinas muy de vez en cuando— sino de sus subordinados y principalmente del líder técnico de diseño.