12 Tips para el cuidado de tus bolsas

2843
- Publicidad -

Prevén. Sabemos que cuando tienes una bolsa de piel nueva te mueres de ganas por usarla en ese mismo instante ¡pero espera! Un poco de spray protector puede ayudarte a prevenir daños irreversible, solo debes rociar un poco sobre ella a una distancia de entre 15 y 20 cm con movimientos circulares. Nunca directamente.

Mantén su forma. Si vas a guardar un bolso por mucho tiempo, rellénalo. Puedes hacerlo con prendas que casi no uses y no te importe que se arruguen o papel cebolla. Evita el periódico o cualquier otro material que pueda despintarse y manchar el interior.

Publicidad

Cubre. Si no tienes una bolsa protectora en casa, reutiliza tus fundas para almohadas, éstas te ayudarán a mantener al polvo lejos de tu bolso.

No expongas. No importa si usarás tu bolsa mañana o en un par de horas. Evita dejarla en donde les dé el sol y procura siempre que estén en lugares secos, la humedad podría dañarla seriamente.

Hidrata. Hazlo con tus bolsas de cuero dos veces al año. Puedes comprar algún producto específico para hacerlo o utilizar una simple crema humectante , solo cuida que no sea perfumada y que contenga el mínimo o nada de alcohol.

Evita accidentes. Es muy común que tus cosméticos se abran por sí solos en el interior de tu bolsa y lo ensucien, no lo permitas guardándolos siempre en una cosmetiquera o cualquier otra bolsita que se mantenga bien cerrada.

No abuses del peso. Utiliza siempre el bolso adecuado que pueda llevar todo lo que necesitas en tu día, poner más peso en tu bolsa de lo que puede cargar podría deformarla, dañar tus asas y hasta romperlas.

PERWEB

No aplastes. Como toda mujer que se respeta, es común tener una gran cantidad de bolsas amontonadas en los armarios. Trata de darle a cada una el espacio que merece con un perchero largo de los que se cuelgan en la pared, así no se encimarán unas sobre otras.

Limpia. Pasa un trapo de algodón con un poco de crema o cera natural tratándose de bolsas de cuero, en caso de las de charol un poco de limpiador de vidrios funcionará perfectamente y en las de ante puedes comprar un cepillo especial con la que quitarás el polvo y podrás remover manchas.

Envuelve. Si tu bolso tiene asas de cuero rígido, envuélvelas con trapos de algodón para mantenerlas flexibles, de lo contrario se podrían endurecerse y agrietar más fácilmente.

Actúa rápido. En caso de que tu bolsa sufra un percance y tenga una mancha, puedes removerla de inmediato con toallitas anti-manchas, así que trata de llevar siempre un paquete contigo, recuerda frotar solo el área afectada o podrías dañar lo demás. Si notas que es una mancha de las difíciles, dejasela a los profesionales.

Zipper. Evita que el cierre pierda su función colocandoles un poco de cera natural de vez en cuando, así siempre se mantendrá fluido. Abrirá y cerrará siempre que lo necesites sin altercados.