Los 10 mandamientos para comprar en rebajas

155
- Publicidad -

1. Wishlist y presupuesto

Es básico que tengas claro lo que necesitas, tal vez no específicamente, pero sí saber si es ropa para el trabajo, casual o para hacer ejercicio. También es importante que estés consciente de tu presupuesto, sobre todo si este es limitado.

Publicidad

2. Etapas

Recuerda que en las rebajas hay diferentes etapas y mientras más tiempo pase, más barato será. Aunque si encuentras un vestido soñado, no esperes a que baje de precio porque puede que al día siguiente ya se haya agotado.

3. Compras inteligentes

Las rebajas anuncian los cambios de temporada y de colección en las tiendas, así que procura estar bien informada de lo que estará en tendencia la próxima temporada, así te asegurarás de invertir tu dinero en una pieza que usarás.

4. Básicos

También puedes aprovechar para comprar piezas básicas como jeans, camisas, camisetas, un suéter de punto, abrigos, trajes de baño… lo importante es que puedas usarlos en cualquier temporada sin importar lo que esté de moda.

5. Must

Algo que no debes dejar pasar en las rebajas, además de los básicos, son las pijamas y la ropa interior, ya que son prendas que se usan hasta el final de su vida útil y no suelen desecharse antes.

6. Caprichos

Aprovecha los descuentos para cumplir ese capricho que tanto has deseado, en tiendas en línea como Net-a-Porter puedes encontrar descuentos de hasta 70% en marcas como Isabel Marant.

7. Haz un plan

Determina qué tiendas son tus favoritas y haz un plan de atque para visitarlas todas; la prioridad es importante, así que ve a la que más te guste primero.

8. Clásicos

Unos pumps, un trench coat o un little black dress nunca están de más.

9. Prepárate mentalmente

Probablemente habrá algo de desorden y más gente de lo normal, por lo que es importante que te mentalices para ello y no termines haciendo compras compulsivas.

10. Usa algo cómodo

No sólo para desplazarte de una tienda a otra, también toma en cuenta que estarás entrando y saliendo de los probadores. Un vestido fácil de quitar y poner, unos flats y accesorios básicos son una gran opción.