El ABC de la mezclilla

927
- Publicidad -

Sabemos que muy probablemente en más de una ocasión, en una revista, libro, blog de moda, o de compras, te has encontrado con términos que antes no habías escuchado, o que posiblemente habías escuchado pero nadie te había explicado jamás su significado. Con la mezclilla -o denim- este tipo de asuntos suelen ser muy comunes ya que existen decenas de técnicas y terminados distintos que brindan cierto aspecto en especial a la prenda y obtienen un nombre específico.

Pero entre todos estos tecnicismos, existen algunos básicos que debes conocer antes de hacer tu próxima compra de jeans. ¡Tenlos muy en cuenta ya que gracias a estas técnicas podrás obtener ese resultado de impacto que buscas en tus nuevos pantalones!

Publicidad

Raw denim

El “raw denim” -o mezclilla cruda- también suele obtener el nombre de “denim seco”, o sin lavar; esto es debido a que no ha sido objeto de ninguno de los procesos de lavado o desgaste habituales. La textura de este textil es súper rígida con un color azul profundo y un brillo característico. La gran ventaja de esta falta de tratamiento se centra en que, dado que de fábrica no se le dio ningún tipo de terminado, el mismo portador de la prenda es el que, mediante el uso, se lo aportará poco a poco. Es decir que, esta prenda se adaptará a tu cuerpo, a sus pliegues, al desgaste natural de tus propios movimientos; totalmente personalizado y no proveniente de un ajuste prefabricado.

Raw denim 2 Raw denim 6

Durante los primeros meses de uso es recomendado no lavar la mezclilla con el fin de que los pliegues y las áreas difuminadas se desarrollen plenamente; pero cuando estés lista para lavarlos, ten en cuenta que lo mejor es usar agua fría y un detergente especial para colores oscuros. Por último, cuélgalos y permite que se sequen al viento; y recuerda siempre dejar pasar un par de meses entre lavadas, y leer muy bien las instrucciones de cuidado de tu par en particular.

Raw denim 3 Raw denim 7

Washed denim

El “washed denim” es absolutamente lo opuesto al raw denim; se trata de una prenda que después de pasar por el proceso de teñido en la producción, atraviesa un proceso de “lavado” que brinda una apariencia de uso rudo. Es decir que tus pantalones parecerán viejos, muy usados, desgastados, e incluso el teñido se verá desvanecido en las áreas más comunes. Actualmente, en el mercado comercial, éste es el tipo de mezclilla que podemos encontrar más comúnmente. La textura es ultra suave, y dependiendo del grado de lavado y tratamientos posteriores que se le brinde será el tipo de “uso” que parecerá tener; significando esto que incluso puede poseer agujeros y rasgaduras que lo harán lucir viejo a pesar de ser una prenda nueva.

Washed denim 2 Washed denim 3 Washed denim 6

 

Selvedge denim

A pesar de que el término “selvedge denim” se asocia con “raw”, éstos poseen dos significados completamente distintos dado que el primero se trata del borde de la mezclilla, mientras que el otro habla sobre la falta de “lavado” de la misma.

Antes de la década de 1950, la mayoría de los textiles se encontraban hechos en telares de lanzadera; mismos que producen tiras de tejido súper apretadas (de una yarda de ancho), de un textil pesado. Los bordes de estas tiras se terminan con bandas tejidas, muy ajustadas que van de un lado al otro previniendo que se deshilache.

Debido a que este terminado viene directo del telar, la mezclilla producida de esta manera, se suele decir que posee un “self-edge” (auto-borde), proviniendo de allí el término “selvedge”.

Selvedge denim 1 Selvedge denim 5

Sin embargo, durante la época de los ‘50s, la demanda por pantalones de mezclilla aumentó dramáticamente; razón por la cual, con la finalidad de reducir costos, las compañías productoras de jeans comenzaron a usar mezclilla producida en “telares de proyectil”, ya que éste tipo de telares pueden producir mayor cantidad de textiles, a un precio mucho más bajo. Sin embargo, en este tipo de producción, los bordes de la tela no vienen terminados, cosa que puede hacerla susceptible al deshilache o desenrede de la mezclilla.

A pesar de que muchos amantes de los jeans pueden decir lo contrario, aquellos pares que no sean del tipo ‘selvedge’ no necesariamente quiere decir que son de mala calidad; simplemente se trata de un terminado que sí, resulta ser menos tradicional y lujoso, pero dependiendo de la calidad del textil, puede ser igualmente duradero y bonito que uno que sí lo es.

Selvedge denim 3 Selvedge denim 7

Así que ahora que ya conoces a la perfección estos tres básicos términos del denim puedes sentirte súper conocedora la próxima vez que vayas a comprar tu nuevo par favorito. Recuerda que muy probablemente el ‘raw denim’ tiende a encoger, y que seguir las instrucciones de cuidado de tus jeans es súper importante; trata de lavarlos con un par de meses de separación entre una y otra limpieza; ¡y a disfrutar esa figura de impacto en las siluetas de la temporada!