Charlotte Chesnais: el mejor descubrimiento de Ghesquière

117
- Publicidad -

Probablemente no ubiques quién es por su nombre pero Charlotte es la razón por las que miles esperaron en la eterna waiting list por conseguir los cinco anillos dorados de la última colección de Nicolas Ghesquière para Balenciaga.

CHARLOTTE_SEC5

Publicidad

Es parisina, tiene treinta y apenas comienza la mejor parte de su carrera. Se preparó en Studio Berçot, después estuvo casi 10 años en el departamento de joyería en Balenciaga mientras Ghesquière estuvo ahí. Confiesa haber tomado la decisión de irse en el momento que se enteró que Nicolas abandonaba la marca para continuar con otros proyectos. “I has lost my master” dijo Charlotte en una entrevista.

Más tarde diseñó los “bow bracelets” para Alexander Wang que se volvieron sensación en cuestión de minutos. Después se dio cuenta del potencial que tenía y comenzó a moverse en la industria como “free-lance designer” colaborando para Humberto Leon y Carol Lim de Kenzo, Maiyet y Paco Rabanne, donde diseña las inigualable “chain mail bags” para la marca.

Ahora por fin comienza su propia marca de joyería inspirada en la obra de Constantin Brancusi y Alberto Giacometti. La colección parte de piezas de metal ondulado que siguen la forma natural y orgánica del cuerpo. Los “cuffs” envuelven el ante brazo mientras los aretes circulan alrededor de la oreja.

CHARLOTTE_SEC_2

Cada pieza es una total y completa obra de arte inclusive cuando no están sobre el cuerpo humano.  Charlotte afirma que su definición de atemporal es justamente lograr que las piezas sean hermosas por si solas y no solo cuando alguien las trae puestas.

CHARLOTTE_SEC3

CHARLOTTE_SEC1

CHARLOTTE_SEC4