Las camaleónicas creaciones de los diseñadores

124
- Publicidad -

Karl Lagerfeld/Chanel.

El diseño del Kaiser para su marca homónima es mucho más playful; definitivamente menos serio que Chanel, con un enfoque hacia un público más joven y con prendas mucho más simples, incluso básicas; pero siempre fiel a su característico estilo. Sin embargo, cuando diseña para Chanel, todo se vuelve mucho más delicado, ultra femenino y con gran atención al detalle. Las telas vaporosas y el tweed son sus preferidas.

Publicidad

Karl Lagerfeld:Chanel

 

Alexander Wang/Balenciaga.

En esta última temporada no podría ser más obvio el contraste entre una y otra marca. Balenciaga trata de mantenerse elegante y clásica, respetando lo que sería el diseño de Cristóbal trasladado a nuestra época y a la modernidad. Mientras tanto, Alexander Wang es atrevido, muy provocador y súper bad-ass. Definitivamente dos tipos de mujeres totalmente distintas.

Alexander Wang:Balenciaga

 

Stella McCartney/Chloé

En sus inicios con Chloé, Stella McCartney aprendió a no tomarse demasiado en serio. La diseñadora realizaba divertidos juegos de palabras y prints frutales; pero con el paso del tiempo logró desarrollar el estilo que hasta ahora -a pesar de haber dejado la firma francesa hace más de una década- la define con su propia línea: femenino, romántico y elegante.

Stella McCartney:Chloé

 

Raf Simons/Dior

Además de la diferencia obvia de que uno es menswear y el otro womenswear, las similitudes son obvias. Mr. Simons no teme ser osado. De hecho, arriesgarse tanto con sus elecciones de materiales, siluetas y color es lo que lo caracteriza, y lo que ha llevado a Dior a romper esquemas y mantenerse, después de tanta tradición, en una de las casas de moda favoritas de la actualidad.

Raf Simons:Dior

 

John Galliano/Maison Margiela

Con John Galliano no podemos esperar menos que excentricidad y exceso. Temporada tras temporada, cuando era el director creativo de su propia marca nos presentaba una pasarela en la que la sencillez no tenía lugar. Y aunque toda esa pomposa extravagancia se ha visto bastante mesurada en sus diseños para Maison Margiela, sin lugar a dudas podemos decir que es totalmente Galliano. John Galliano:Maison Margiela

 

Jean Paul Gaultier/Hermés

Nadie más rebelde y divertido que JPG. Y a pesar de que su línea prêt-à-porter hoy es solamente un increíble recuerdo, l’enfant terrible supo incorporar, al estilo de cada firma para la que trabajó, y en cada diseño de vestuario, sus propias reglas.

Jean Paul Gaultier:Hermés

 

J.W. Anderson /Loewe

Anderson logra, de alguna manera, mantener el legado de Loewe pero siendo particularmente fiel a sus propios diseños; es evidente que existen entre las dos casas detalles característicos que, a pesar de ser dos cosas completamente distintas, distinguen el trabajo del irlandés.

J.W. Anderson :Loewe

 

Marc Jacobs/Louis Vuitton

De alguna manera el trabajo que hacía Marc Jacobs para Louis Vuitton conseguía verse extremadamente lujoso. No estoy segura de si se trataba de las telas que usaba  o simplemente del legado de una casa como Vuitton, pero Jacobs lograba sorprendernos temporada tras temporada con sus diseños para la firma francesa; y aunque su propia marca también nos fascina, siempre pensaremos que Marc + Vuitton resultaban en una combinación exquisita.

Marc Jacobs:Louis Vuitton

 

Moschino/Jeremy Scott

Jeremy Scott es la prueba de cómo un diseñador lleva su estilo personal a cualquier marca con la que trabaje o tenga colaboración. Nadie se atrevería a negar que los diseños que realiza tanto para Moschino, como para Adidas y su propia línea, llevan su sello irreverente en todo su esplendor.

Moschino:Jeremy Scott

 

Tom Ford/Gucci

Lograr levantar Gucci del vacío de la bancarrota y hacerle un nombre después de tanto tiempo no debe ser nada fácil, pero Tom Ford lo hizo. ¿Por qué? Creemos que por el hecho de que Mr. Ford entiende a la perfección la sensualidad y elegancia que buscamos las mujeres en cada época de nuestras vidas. Por esta misma razón es que, con su marca homónima y después de haber dejado Gucci, sigue siendo sinónimo de perfección. Tom Ford:Gucci