Cuánto ganan los fotógrafos mejor pagados del mundo

948
- Publicidad -

Steven Meisel (1954)

StevenMeisel

Publicidad

Nacido en: Nueva York

Edad: 60 años

Cobra por día: 164,006.76 USD

Siempre con el reloj en contra, cada reto que encuentra lo consigue completar en un tiempo récord. Sea el trabajo que sea, el resultado siempre tiene su característico e innovador sello. Es por eso que el neoyorquino es quien gana más dinero por jornada trabajada en todo el mundo de la fotografía. Sus trabajos más notables han sido para Vogue y W, aparte de sus aclamadas fotografías de Madonna para el libro Sex. Curiosamente, Meisel sólo trabaja en Nueva York. Ninguna cifra ha conseguido moverle de su estudio, donde fotografía desde hace años con el mismo equipo.

Mario Testino  (1954)

MarioTestino

 

Nacido en: Perú

Cobra por día: 142,139.20 USD

Todo un hombre de negocios que requiere de 40 personas trabajando en cada una de sus sesiones. Celebridades de la talla de Kim Basinger, Lady Gaga, Robert Downey Jr. o Gwyneth Paltrow han posado frente a su valiosa lente y, por si creías que era poco, la famila real británica confía sólo en él para sus retratos. Tiene su propio estudio con agencia de fotografías propia que comparte con su hermano Giovanni, quien le representa.

Lee más: Los 8 fotógrafos mejor pagados del mundo en Life & Style

Inez van Lamsweerde (1963) y Vinoodh Matadin (1961) (Inez & Vinoodh)

Inez

Nacieron en: Ámsterdam

Edades: 51 y 53 años

Cobran por día: 131,201.00 USD

Esta pareja ha estado fotografiando moda desde los mismísmos años 80, durante el boom de la indústria. Se conocieron en la Academia de Arte de Ámsterdam y desde entonces han sido inseparables. Cuando se trasladaron a Nueva York a trabajar en los 90 comenzó una carrera de ascenso meteórico que parece no tener final. Sus dos estudios atraen a las más gigantescas marcas de lujo y, además, producen su propio trabajo artístico independiente.

Para conocer el resto de la lista haz click aquí

Los 8 fotógrafos mejor pagados del mundo en Life & Style

Por: Roberta Bárcena/ Life & Style Latinoamérica