Lo que no sabías del vestido de Cenicienta

8717
Cortesía
- Publicidad -

1. Existen ocho versiones del vestido, todas diferentes. Las diferencias están en el largo para cuando la actriz tenía que correr; y algunas otras tenían agujeros en los laterales para el arnés de seguridad que utilizó en algunas escenas.

2. Tomó 4 mil horas hacer estas ocho versiones, más de cinco meses.

Publicidad

3. Lily James, la actriz de Cenicienta, declaró que el gran volumen de la falda hizo que su cintura luciera mucho más pequeña de lo que en realidad, en respuesta a las críticas por “poner un mal ejemplo”.

4. Elena Bonham-Carter–quien interpretó al hada madrina– tiene gran experiencia con los vestidos de época y los corsés, así que aconsejó a Lily que exhalara al momento de ponerse el vestido, para que así su cintura luciera lo más reducida posible.

Cortesía
Cortesía

5. Los diseñadores tienen prohibido revelar el costo del vestido, aunque se estima que cada uno costó alrededor de $12 mil dólares.

6. El corsé y la crinolina están hechas de acero.

7. Lo más difícil que Lily tuvo que hacer fue bailar con el príncipe, porque todo el tiempo se tropezaba.

8. Hay tres millas de hilo en los dobladillos y 250 metros de tela ¡en cada vestido!

9. Aunque Lily siempre iba al baño antes de ponerse el gran vestido, cuando le surgía la necesidad de volver usaba un mini retrete portátil para campamento.

10. A Lily le tomó 20 minutos vestirse, muy poco en realidad.