Confesiones de un agente de supermodelos

108
- Publicidad -

A sus 64 años, Carole White, fundadora de la agencia Premier y responsable del éxito de algunas de las topmodels más famosas en la historia, decidió confesar una serie de secretos, que durante décadas se había reservado, en el libro “Have I said too much?: My life in and out of the model agency”.

Su historia como booker comenzó al fallar en su intento como modelo. Primero trabajó en la agencia Bobton’s y después de siete años, decidió abrir su propia agencia llamada: “Premier Models Managemet”, que a pesar de algunas dificultades, se le atribuye el éxito de supermodelos de la talla de Claudia Schiffer, Cindy Crawford y Naomi Campbell.

Publicidad

Las páginas del libro están llenas de jugosas confesiones de parte de White, quien relata desde los mejores hasta los peores momento, tanto de la agencia como de las modelos, quienes saltaron a la fama a inicios de los años noventa, cuando la mayor parte de los diseñadores buscaban brillar por su minimalismo.

modeloscof_01

 

Al ver el éxito de las chicas, que incluso protagonizaron un video de George Michael, White comenzó a buscar nuevas formas de obtener ganancias, así que se aprovechó de la fama que tenían entre los medios y decidió cobrar por entrevista, convirtiendo esto en una regla.

Todo suena muy divertido, pero la booker asegura que el profesionalismo y la puntualidad son factores irrefutables para que una modelo logre ser exitosa, lo que la llevó a tomar decisiones extremas como citarlas dos horas antes e incluso pedir las llaves de sus cuartos para despertarlas, aún así Claudia Schiffer fue la única que siempre cumplió con lo acordado. Carole White también confiesa en su libro uno de sus mayores arrepentimientos en su trayectoria como booker, y es el haber despreciado a Kate Moss en sus inicios.

Imgkid
Imgkid

Pero no todo es miel sobre hojuelas, en el libro también encontrarás su opinión, o más bien una crítica a casos actuales como el de Kedall Jenner, a quien ni siquiera concede el título de modelo porque dice que su apellido es el responsable de su fama.

Sobre la polémica en torno a la delgadez de las modelos, White lo atribuye a los medios de comunicación y opina: “La gente se siente incómoda con un oficio que se dedica a juzgar la apariencia. Pero eso no sólo ocurre en esta industria, por ejemplo, en el mundo del deporte o la danza, también lo hacen”.