Dolores del Río, la primera It Girl de México

170
- Publicidad -

Fue de las pioneras en introducir el look de la nueva década en los años 30: peinado más suelto, boca más amplia y ceja arqueada pero más alargada, convirtiéndose así en una de las grandes figuras del cine mexicano y estadounidense, siempre con la última tendencia en maquillaje y moda.

Para finales de los años 40, en Hollywood, brilló tanto en la pantalla grande como en los medios no sólo por su desenvolvimiento sino por su belleza , su fuerza y su gusto refinado por la moda. La actriz Joan Crawford, directamente influenciada, se refirió a ella en su visita a México en 1963 como “Dolores llegó a ser, y se conserva, como una de las estrellas más hermosas del mundo”.

Publicidad

Siempre cuidó mantener una imagen impecable y ser querida por la élite de Hollywood, del cine mexicano y de los círculos intelectuales. Por ello y sus gustos, la definen como una de las precursoras de tendencia que, junto con Marlene Dietrich fueron quienes le dieron la categoría de glamour a Hollywood. No en vano Balenciaga buscó vestirla en varias ocasiones.

Musa de muchos por su cuerpo perfecto y sus facciones autóctonas y deslumbrantes. A Dolores se le relaciona con el renacimiento de la cultura y estandarte de las costumbres mexicanas. Gracias a su carrera, formó parte de los inner circles del medio; su gran porte la posicionan como nuestra It Girl y, como tal, fue amada, envidiada, imitada y admirada por todos.

Por Ximena Serrano de IDIP

@IDIPqro

@ximemaquillaje