54D training, #sufrocomoprecious

160

Es divertido oír lo que la gente opina cuando entras a 54D (para los que no saben qué es, les explico rápido. 54D es un programa de ejercicio intensivo de 54 días acompañado de nutrición con la idea de cambiar tu cuerpo en este periodo de tiempo). Claro, hay de todo. Me han tocado los que aseguran que es una secta (estas personas no lo han hecho nunca), otros que ya lo hicieron y son los más felices, obvio con cuerpazo, te echan todas las porras para que lo logres. Y los últimos se dividen en dos: los que tienen mucha curiosidad porque lo quieren hacer y los que están pensando si sí será cierto que te cambia el cuerpo pero que durante la plática dicen que ellos no podrían.

54d-03

Publicidad

Hasta el momento llevo 10 días y no, no es una secta. No te hacen descuento si llevas a 15 amigos, ni tampoco tienes que hacer una iniciativa para cautivar incautos. Es más, a ellos no les interesa que nadie se inscriba a menos que tenga todas las ganas de cambiar y ser un ser más saludable. Esto es un acierto porque la gente que está ahí es porque quiere hacer un cambio en su estilo de vida y lo más importante si se lo propone lo va a lograr.  No les voy a mentir, NO ES FÁCIL. Es un compromiso contigo mismo, tienes que tener muchas ganas de hacerlo y sobretodo, PACIENCIA y muy buena actitud.

 

Mi experiencia hasta este momento ha sido dura. Lo primero es un detox de 10 días en el que sólo comes verduras verdes y proteína animal, no te da hambre, pero te pones de muy mal humor, sensible y ansioso. A esto le sumas que haces el ejercicio más demandante que has hecho y que tienes a un entrenador que no te consiente y te orilla a hacer tu máximo esfuerzo todo el tiempo. A mí me pasa que volteo cuando ya no puedo más, veo a mis compañeros y todos estamos igual de cansados y dando todo lo que podemos.  Si alguien nos ve desde afuera seguro nos compadecen y tienen miedo de que llegue su turno. Tengo una amiga junto a mi y cuando ya no podemos más nos motivamos gritrando ¡¡BIKINI!!, así te acuerdas del cuerpo que estás buscando.

54D

El sábado pasado fue mi momento de peor estrés, fui a entrenar a las 7am y saliendo me sentía la mujer más fuerte del mundo, el problema estuvo cuando me dormí después de entrenar. Desperté sin ganas de salir de mi casa, llovía y me dolía hasta el pelo. Además, tenía un brunch en casa de unos amigos que son los mejores anfitriones y siempre hacen cosas deliciosas de comer con miles de calorías. Lo superé comiendo lo que me tocaba en mi dieta pero salí devastada. De ahí me fui a otra comida pensando que todo mal y que no quería seguir. Me salvó que mi hermana lo acabó ese mismo día y me echó todas las porras del mundo y una amiga me dijo que me veía mucho más flaca. Tomé valor y aquí sigo.

Hoy ya no estoy en detox y ya me puedo comer un pan con mermelada. ¡Felicidad extrema!