- Publicidad -

Kris Goyri siempre una oda al color y a la feminidad en siluetas orgánicas que nos recuerdan a flores, como ya es su sello distintivo. Esta vez, la exploración de color se da a través de color blocking, en donde dominaron el azul, rojo, verde y rosa mexicano.

Por otro lado, también pudimos ver una serie de propuestas monocromáticas en blanco y negro a través de las cuales alcanzó la máxima expresión de elegancia. En cuanto a texturas, Goyri se arriesgó con plisados de textura plastificada, creaciones en tul que eran feminidad pura y crochet.

Publicidad