Previously on México Diseña by Elle: Reto Colgate (Semana 5)

116
- Publicidad -

Si como nosotros, cada martes están puestísimas en la tele viendo México Diseña by Elle, hay algo que ya dominan: las tensiones entre los diseñadores, especialmente con Manuel, están a todo lo que da. Por eso, el reto del quinto episodio prometía muchas complicaciones. El reto Colgate dividió al grupo en dos equipos con una misión: crear –usando color rojo o blanco– una mini colección que se complemente perfecto con un accesorio que toda mujer debe tener: la sonrisa perfecta. Los equipos, elegidos al azar, fueron los siguientes: Manuel, Asael y Miguel Ángel, quienes trabajaron con el color rojo, y Jesús, Mónica y Emilio, quienes diseñaron en blanco.

En el equipo rojo, Miguel Ángel propuso un look sofisticado y moderno, mientras que Manuel optó por algo contemporáneo. Asael comentó estar feliz con su equipo, pues no respeta las ideas de los demás

Publicidad

El equipo blanco tuvo complicaciones con roces entre Emilio y Jesús. Sin embargo, fue evidente desde el inicio la química de trabajo entre Emilio y Mónica. En cuanto a creatividad, optaron por fusionar sus estilos.

Comentando sobre los equipos opuestos, Jesús criticó a Manuel por su flojera y él a Jesús por su falta de seriedad. ¿Recuerdan que hace un par de episodios se amaban? Las cosas cambian muy rápido en el work room de México Diseña by Elle.

Y como en cada gran equipo, ¡comienza el complot! Los rojos planean nominar a Mónica y los blancos a Asael. ¿Sería alguno de ellos el expulsado de hoy? Posteriormente, Asael descubrió que mucha de la fricción es un plan de Manuel para crear conflicto.

Al momento del feedback, ambos recibieron buena crítica. Los únicos detalles fueron los acabados del equipo rojo, y la falta de audacia de Jesús. Entre compañeros, el talento de Miguel salió a relucir, así como su inseguridad. ¡Cambió su vestido muchísimas veces! Sin embargo, esa no fue toda la polémica de Miguel en este episodio: le ayudó a Manuel a hacer su vestido en un grado en el que arriesgaba su propio trabajo. Esto no fue bien visto por el equipo contrario.

Terminó el tiempo, y los diseñadores se sorprendieron cuando Renato les pidió una dinámica diferente a la habitual: en vez de tener un nominado oculto, esta vez tendrían que elegir al creador del mejor vestido. La ganadora fue Mónica, por su diseño tan bien hecho.

Y por fin llegó el momento de presentarse ante el jurado, esta vez conformado por Claudia Cándano, Francisco Cancino e Ileana Rodríguez.

Asael se inspiró en la nostalgia de extrañar, con un conjunto de pantalon, blusa y capa, en el que cada capa representaba un contratiempo y un detalle.

Miguel se inspiró en la melancolía y presentó un vestido muy estructurado.

Manuel se inspiró en la muerte, con un vestido en su corte característico, complementado con una hoodie.

Emilio presentó un conjunto de pantalón, top y abrigo minimalista.

Jesús presentó un conjunto con los mismos componentes que el de Emilio, inspirado en una mujer limpia.

Mónica finalizó la presentación, con un outfit de pantalón y blusón de escote pronunciado.

 

Sobre el equipo blanco, Francisco demostró preocupación por el nivel de cohesión, e Ileana resaltó el parecido entre los diseños de Jesús y Emilio. En cuanto al equipo rojo, todos acordaron en que parecían disfraces. Sin embargo, vieron como algo rescatable el diseño de Miguel Ángel. Los jueces decidieron que nadie estaría a salvo. Sin embargo, el diseñador que abandonó el concurso fue Jesús, por su falta de evolución durante la competencia.