Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Razones para ver Wonder, la conmovedora película de Julia Roberts en Netflix

Este estreno de la plataforma de streaming es la película que estabas buscando
mié 05 agosto 2020 02:29 PM
Foto: IMDb, Wonder (2017)

En los meses que llevamos confinados, hemos arrasado con todo el contenido de Netflix (y muchas otras plataformas de streaming) y ya vimos nuestras películas favoritas al menos un par de veces. Todos buscamos una película buena y entretenida, pero que también te haga sentir diferentes emociones y te deje con algo, y te queremos decir que ¡por fin la hemos encontrado!

Se trata de “Wonder” (2017) una conmovedora película protagonizada por Julia Roberts y que recién fue estrenada en Netflix, convirtiéndose rápidamente en tendencia, no solo por su elenco conformado por otros gigantes como Owen Wilson y dirigida por Stephen Chbosky, sino porque es un filme basado en hechos reales de la novela “La lección de August” de R.J. Palacio.

Publicidad
Foto: IMDb, Wonder (2017)

La historia trata de un niño de solo diez años llamado August Pullman (Jacob Tremblay), quien padece una deformidad genética en el rostro conocida como síndrome Treacher-Collins. Tras someterse a más de 20 cirugías, y haber sido educado en casa por sus padres, el pequeño niño comienza sus estudios en una escuela donde sufre de bullying , pero lo supera gracias sus amigos.

Foto: IMDb, Wonder (2017)

Publicidad

Una de las dudas que surgen al empezar a ver esta película es si realmente está basada en una historia real, y sí. Según relató la autora al medio El Periódico , “Estaba esperando delante de una heladería a que mi hijo mayor, Caleb, que entonces tendría unos 11 años, saliera con unos batidos, cuando una niña con una grave malformación craneofacial vino a sentarse junto a mí y mi hijo menor, Joseph".

"Pensé que probablemente cuando Joseph (3 años) la viera, se iba a echar a llorar, así que decidí levantarme discretamente para evitar que esa situación y que la niña se sintiera herida. No lo logré. Caleb salió de la heladería y le dije que caminara, pero se le cayeron los batidos. Mientras Joseph, como yo había sospechado, empezó a llorar porque había visto a la niña. Oí a la madre de aquella niña decir 'Creo que es momento de irse'. Y me sentí fatal. Por querer proteger a mi hijo, dañé a aquella familia... Esa misma noche empecé a escribir”.

Publicidad
Publicidad