After Frieze: una extra dosis de fama, cultura y artistas para L.A.

Sólo Los Ángeles podría reunir a tantas celebs en una feria de arte.

180
Frieze
Cortesía Frieze L.A.
- Publicidad -

Como todo casi todo lo que sucede en Los Ángeles esta directamente relacionado con
éxito, esta segunda edición de Frieze no fue la excepción. Las predicciones de la
misma no cayeron lejos de la realidad. Lo mejor del mundo del arte, un set de
producción Hollywoodense, ventas de seis cifras y las celebridades mas TOP del
momento en un mismo lugar, sólo podrían resultar en eso, éxito.

Tres cajas de Amazon al pie de una casa icónica del West Village neoyorkino, das
vuelta a la derecha y rápidamente te encuentras en el Financial District, donde la salida
del metro tiene una una palmera gigante. En la ventana superior derecha del edificio
más alto de este “Nueva York” se se alcanza a ver un cuadro en amarillo fosforescente
con la frase “It´s too late”. Sigues tu camino y te encuentras con un espectacular de
Grace Jones y más adelante un letrero neón que lee “Sometimes Lies are Prettier”.

Frieze L.A. 2020
Foto cortesía
Publicidad

Esto es tan sólo una pequeña probada de algunas de las piezas del ahora famoso,
Back Lot. En el set de grabación de Paramount Studios las escenas emblemáticas de
la gran manzana se encuentran intervenidas por las obras de varios expositores, por
mencionar algunos, se trata de las esculturas de bronce de Mungo Thompson, que
hacen alusión a cajas de paquetes de Amazon, la palmera, “Palm tree cell phone
Tower” de Sayre Gomez, el cuadro amarillo fosforescente que se deja ver a través de la
ventana, una obra del mexicano Mario García Torres, así como La pieza de Jibade-
Khalil Huffman, que rinde homenaje a May Day interpretado por Grace Jones una de
las némesis de James Bond en “A View to a Kill”, quién celebra el poder femenino
negro, todo esto y más en un recorrido de máximo 20 min a paso contemplativo, nada
mal.

Frieze L.A. 2020
Foto cortesía

Dentro de la carpa hubo muchos acontecimientos a destacar pero creo que uno de los
grandes aciertos de esta feria es el tamaño, grande en contenido pero ideal para
recorrer y apreciar. Gagosian presentó en Frieze L.A. obras de grandes, como suele suceder pero con la cultura del automóvil, un clásico angelino como hilo conductor. La pieza central era un Mustang de Richard Prince, un gran escultura de John Chamberlain, rodeado de obras inspiradas en la cuidad como “How to Shrink LA” de Chris Burden. Piero Golia, Basquiat, Andy Warhol, una gran escultura de John Chamberlain, Urs Fischer, entre
otros.

Una de las propuestas más interesantes en Frieze fue la de Commonwealth & Council, dentro de la sección de galerías emergentes. No podemos dejar de mencionar la obra de Cory Arcangel en Green Naftali, la presencia de GAGA, galería mexicana y de L.A.
@la_houseofgaga con obra de Alex Hubbard y Cosiva Von Bonin y la obra de Mario
García Torres dentro de Franco Noero.

Importante tomar en cuenta las ventas reelevantes, ya que gran parte de la discusión
pública del mundo del arte hoy en día recae en las cifras de las piezas y los dueños de
las mismas. La obra más cara vendida durante el primer día (aún no se inauguraba la
feria para el púbico general) fue una pintura de Keith Haring por $ 3.75 millones de
dólares, seguido de la de la galería David Zwirner que colocó una pintura Neo Rauch a
$2 millones de dollares.

Ahora, no todos los que van compran y tampoco significa que los que no van no lo
hacen, tal fue el caso de Kendall Jenner que sin asistir a la feria compró una de las
obras de Turell por $750,000.

A los que si se vio ahí fue a Jennifer Lopez con su fiance, Leonardo DiCaprio acompañado de 3 amigos cubierto con un hoodie gris, Natalie Portman con sus hijos, Justin Bieber y Hailey (quienes fueron el domingo antes de la clausura, no durante el recorrido VIP) Charlize Theron, Usher, por nombrar algunos, la presencia de estos TOP de Hollywood es uno de los grandes beneficios de estar en la capital de california, y uno de los factores que hacen a esta feria única.

¿Lo más posteado? Sin duda fue la sinergía de Pace y Kayne Griffin Corcoran quienes
unieron fuerzas para presentar la obra de James Turell de su reciente serie “Glass”. Bill
Griffin, socio de la galería quién ha colaborado con Turell durante años comentó acerca
del fenómeno que causan las piezas, “gran parte de la pintura se trata de cómo lidiar
con la luz, pero esto es luz”.

Aparte de Turell hubo otros “solo booths” como Avery Singer en Hauser & Wirth quién
dio mucho de que hablar después de haber sido fotografiada por Leonardo DiCaprio, Ugo Rondinone en Galerie Eva Presenhuber, quién siempre es uno de los favoritos, así como Calida Rawles e Idris Khan.

Después de una tediosa primera edición debido principalmente al clima (dicen que LA y
la lluvia no se mezclan) la directora de Frieze L.A., Bettina Korez, le atribuyo el éxito de
esta edición a una combinación del contexto y del “timing”. No podemos estar más de acuerdo con ella, el impacto de la feria en tan solo dos años ha permeado de tal manera que pronto será el ancla de lo que internacionalmente se conoce como Art Week.

Prueba de ello son Felix y Art Los Angeles Contemporary, dos ferias adicionales que suceden simultáneamente a Frieze, así como importantes donaciones post-feria como fue la del billonario de “online gaming” quien se unió a la causa que también apoya Kanye West con 3 millones de dollares como apoyo financiero para la construcción y operación del proyecto más ambicioso de James Turell, el Roden Crater.

Sin más, ya era hora que L.A. fuera host de una disciplina más, el arte, nos vemos el
próximo año.