Opinión: La incongruencia del feminismo en nuestro día a día

1060
Fer Altuzar columna
@feraltuzar
- Publicidad -

Seamos honestos y analicemos con detenimiento algunas situaciones en las que llegamos a ser bastante incongruentes. Somos humanos y está en nuestra naturaleza, pero también lo está el corregir ciertas actitudes que nos lleven a ser mejores personas.

Quiero hablar sobre un término que habla de la hermandad entre mujeres y que creo, es algo que todas deberíamos llevar en nuestro corazón y poner en práctica día a día.

Publicidad

Leyendo algunos artículos me topé con el término “sororidad”, un neologismo que se refiere a la hermandad entre mujeres y que comenzó a utilizarse alrededor de los años 70 por Kate Millet, autora del libro Política sexual, y que hacía referencia al feminismo de la segunda ola, el cual se enfocaba en la desigualdad no-oficial, la libertad sexual, la familia, el trabajo y el derecho al aborto.

Luchamos por la igualdad de género, publicamos imágenes que abogan por la causa en redes sociales y afirmamos que somos feministas, pero se nos olvida lo más importante, la auténtica sororidad de cada día. Las pequeñas actitudes que tenemos con nuestras “hermanas” en todo momento.

Fer Altuzar
@feraltuzar

Somos tan incongruentes… Yo quisiera que realmente fuéramos más consientes para crear hermandad y respeto entre nosotras mismas, porque a mí me da mucha tristeza esta situación de “pose” en muchas de nosotras. Ojo, no generalizo.

No hablemos de feminismo cuando ni siquiera nosotras entre mujeres nos estamos respetando. Cuando criticas y llamas “zorra” a una mujer que tiene libertad sexual, cuando te acuestas con el novio de alguien más y luego te quejas de que te hicieron lo mismo o cuando insultas y hablas mal de alguien a quien ni conoces. No hablemos de feminismo cuando somos tan hipócritas.

Escuchamos la proclama “tenemos que estar unidas” pero no veo que cambiemos hábitos tan sencillos como lo que hacemos diariamente. Pongamos el ejemplo y seamos realmente un equipo que se respeta, que se impulsa y que se cuida. Piensa antes de decir las cosas y si es algo negativo, reflexiona si va a hacer un bien, un cambio o si solo es para criticar.

Seamos cómplices, seamos equipo, seamos una misma.

Tratemos de concientizar a nuestras amigas, a nuestras conocidas, en crear un ambiente de respeto entre nosotras. Hablemos de feminismo y apliquemos el valor de igualdad, respeto, amor y sororidad todos los días.