Queridas redes sociales: me gustan pero me asustan

¿La conexión real entre seres humanos se ve afectada por la tecnología?

832
Queridas redes: me gustan pero me asustan
Foto: @feraltuzar
- Publicidad -

El distanciamiento emocional, arma de doble filo. ¡Está cañón! ahora platicamos por whats todo el tiempo y sentimos que es suficiente, que ya nos contaron todo su día y nos hace sentirnos “cerca” pero la realidad es que no. 

Las relaciones humanas están cambiando constantemente por la tecnología y tenemos que hacer algo al respecto. Generaciones pasadas no vivieron esto, estamos en una nueva era de cambios radicales en la comunicación y nosotros aprendemos muchas veces con base en errores que no queremos repetir.

Queridas redes: me gustan pero me asustan
Foto: Carlos Lang
Publicidad

En la actualidad tenemos todo a nuestro alcance, pero muchas veces saber que está todo a la mano lo hace pasar desapercibido. Todo el rollo que era conseguir un libro para investigar de un tema y ahora que se ha vuelto tan accesible, invertimos nuestro tiempo viendo insta stories que no nos dejan nada en el cerebro, leyendo tweets que se nos olvidan al minuto siguiente y likeando fotos sin sentido. 

Nos mandamos mensajes para quedar y mantener una conversación sin sentido. Preguntamos “¿cómo estás?” sabiendo que siempre nos dirán “¿bien y tú?”, contestamos que estamos bien pero en realidad estamos indiferentes, y es esta indiferencia la que no nos permite decir cómo nos encontramos en realidad. 

Renunciamos a cualquier oportunidad de lograr una conexión real. Competimos por ser el menos disponible emocionalmente, el más indiferente, y el más hater. No nos encerremos en un mundo en el que ya no exista el contacto íntimo, emocional y real. BUSQUEMOS LO VALIOSO, APRECIEMOS EL MOMENTO.

Queridas redes: me gustan pero me asustan
Foto: @feraltuzar

Hay que extrañarnos, ya no hay tiempo para eso con las redes sociales. 

Las relaciones ya no duran, todas terminan por las razones más insignificantes y eso se debe al avance tan rápido de todas las cosas, las queremos al instante, nos desesperamos y nos volvemos poco pacientes. 

Las relaciones se basan en la confianza, en la tolerancia y en construir día con día ese amor. Lamentablemente es lo que menos hacemos. 

¿En verdad luchamos por esas personas que amamos?

En conclusión, algo de lo que estoy segura es que tenemos que ser diferentes, apreciar el contacto humano, la presencia real y física. Hay que aprender a balancear entre esos dos mundos y absorber la información que nos construya como persona, que nos aporte y nutra. 

Dedícale más tiempo a la lectura o a esos hobbies que abandonaste porque ahora es más fácil pasar horas acostado viendo el celular. Invierte tiempo con las personas que amas, deja el celular a un lado, sé más observador y vive el mundo que pasa frente a tus ojos, no frente a tu pantalla. 

Queridas redes: me gustan pero me asustan
Foto: @feraltuzar