El curioso caso de los manatíes de los canales de Xochimilco

Que fueron confundidos por abominables por monstruos acuáticos

5271
Foto: Shutterstock
- Publicidad -

Los canales de Xochimilco son uno de los sitios más emblemáticos y enigmáticos de México. Son los últimos vestigios de un enorme sistema acuífero que construyeron los aztecas; en ellos, se pueden dar paseos en coloridas barcas llamadas trajineras, en las que la gente bebe y goza, hasta que se lleva un susto al ver al Monstruo d̶e̶l̶ ̶L̶a̶g̶o̶ ̶N̶e̶s̶s̶… de Xochimilco.

Bueno, en realidad no hay ningún monstruo en los canales de la antigua Tenochtitlán, pero sí los hubo (o algo así). Digna de un museo de Ripley’s, acompañada de un “Aunque usted no lo crea” y toda la cosa, la historia de los manatíes de Xochimilco es verídica y te dejará con la boca abierta. Esto sucedió en los años 70, y te explicaremos cómo fue que llegaron.

Publicidad

Lee: J’Adior Mexique: el homenaje de Dior Resort 2019 a México

xochimilco trajineras méxico manatíes manatí manatís monstruos curioso caso
Foto: Shutterstock, Xochimilco

Lo que muchos tachaban de leyenda urbana, resultó ser aún más increíble en realidad. En los canales siempre ha habido un problema con el lirio acuático, que en la década de los 70 se tornó en una plaga incontrolable que impedía el tránsito de las trajineras. Después de pensar en una solución, a las autoridades les pareció una buena idea llevar manatíes.

xochimilco trajineras méxico manatíes manatí manatís monstruos curioso caso lirios acuáticos
Foto: Shutterstock, Xochimilco

Sí, los apacibles manatíes, son mamíferos herbívoros que pueden vivir en agua salada o dulce; por lo que al delegado de Xochimilco de aquella época, le pareció una solución efectiva introducir manatíes de Chiapas en los canales, para que se comieran el lirio. Claro, jamás se le notificó a los locales de esta medida, y los tomó por sorpresa.

xochimilco trajineras méxico manatíes manatí manatís monstruos curioso caso
Foto: Shutterstock, manatí

A diferencia de Cristóbal Cólon, al ver un manatí por primera vez, no pensaron que era una sirena, pensaron en un monstruo. Primero causaban miedo, que eventualmente se disipó y los locales comenzaron a cazarlos (no estaban en peligro de extinción) para comerlos en tacos, hasta que fueron eliminados por completo de Xochimilco. Es increíble, pero cierto.

Lee: Lacoste remplazará a su icónico cocodrilo por especies en peligro de extinción

xochimilco trajineras méxico manatíes manatí manatís monstruos curioso caso
Foto: Shutterstock, manatí