Las 7 propuestas más locas (y absurdas) para la reconstrucción de Notre-Dame

¿Qué propuesta te parece menos alocada?

2435
reconstrucción Notre-Dame
Notre-Dame
- Publicidad -

Hace exactamente un mes, la noticia de que Notre-Dame en París había sufrido un terrible incendio conmovió al mundo entero. La aguja principal de la catedral y el techo se derrumbaron por completo, sin embargo, la estructura principal, incluidos los dos campanarios, están a salvo. Tras una convocatoria internacional para presentar proyectos de reconstrucción, arquitectos y diseñadores presentaron sus propuestas para reconstruirla, aquí te dejamos 7 ideas  locas y hasta cierto punto, absurdas.

Vincent Callebaut – Granja Hidropónica

catedral
Vincent Callebaut

El arquitecto belga propone una versión ecológica de la catedral con la creación de una granja hidropónica para convertir el espacio en un centro ‘eco-friendly’ de producción agrícola.

Mathieu Lehanneur – La llama

reconstrucción
Mathieu Lehanneur
Publicidad

Para rendirle homenaje al monumento, el arquitecto francés Marthie, propuso la simulación de una llama hecha con piedra de lava.

Studio NAB – Un hogar para abejas

Notre-Dame
Studio NAB

Este estudio propone transformar la cubierta de la catedral en un invernadero para abejas, sin modificar la silueta original.

Ulf Mejergren Architects – Alberca contemplativa

propuesta Notre-Dame
Ulf Mejergren Architects

El estudio sueco propone crear una alberca que sea de uso público para la contemplación, meditación y reflexión de sus usuarios.

Vizum Atelier – Conectar el cielo con la tierra

Notre-Dame
Vizum Atelier

Los arquitectos eslovenos proponen elevar la aguja con el fin de “conectar el cielo con la tierra”.

Kiss the architect – Proyecto escultórico

propuesta
Kiss the architect

Este proyecto propone cambiar la icónico aguja por arcos y esferas con la intención de convertirla en una escultura.

Tara Sovtho – Una cubierta rusa

Notre-Dame rusa
Tara Sovtho

El arquitecto ruso Tara Sovtho, propone un diseño costillas que se unen en la crujía y que después ascienden a lo que sería la aguja actual.

Tras la tragedia, los dueños de Dior y Gucci anunciaron que donarían 300 millones de euros para reconstruir la catedral gótica de 850 años.