Botero, el documental que es un homenaje familiar para el artista

Este film ya lo podrás ver en las salas de cine en México.

158
botero-documental-artista
Ivonne Eglantina Laguna Santillana Archivos adjuntos 13:16 (hace 0 minutos) para Tamara, Aranzazu, Aslym, Jordi, Aranzazu, mí, Santiago Photo by Massimo Sestini/Mondadori Portfolio via Getty Images
- Publicidad -

Las primeras secuencias son un compilado de imágenes de la última exposición de Botero en China. Como una declaración del alcance universal del artista colombiano, estas tomas captadas por el cineasta norteamericano Don Millar, son el detonante del documental que los hijos del pintor y escultor han decidido producir a manera de documento audiovisual definitivo de la vida de su padre: un homenaje familiar.

Este filme que llega a las salas comerciales en México, lleva a la gran pantalla una versión de Fernando Botero, uno de los artistas plásticos más reconocidos en la actualidad, cuya fama y éxito lo han colocado en las grandes ligas del mercado del arte. Quizá, uno de los artistas latinoamericanos vivos más conocidos del mundo.

Publicidad

Sentado en una mesa de restaurante frente a sus tres hijos, Fernando Botero abre las puertas de sus memorias para compartir con ellos su infancia, el origen de su pasión por la pintura, las primeras piezas que vendió en un acto de juego para llegar a sus orígenes formales dentro de la pintura, sus años de formación en Europa, las carencias que enfrentó en su etapa en Nueva York hasta la pérdida de su hijo menor Pedrito.

botero-documental-artista
Botero, un documental de Don Millar (Cortesía)

La cinta se convierte  en el retrato familiar de Botero, las luces y las sombras que los hijos del afamado pintor han querido compartir, a veces en su propia voz, a veces en la de curadores, críticos, gestores, promotores culturales y estudiosos del arte. Si bien hay un intento por dar voz a algunos detractores de la obra de Botero, este apartado es ínfimo comparado con las voces que se encargan de subrayar la importancia cultural e histórica del colombiano.

Más allá de abrir el álbum de la familia Botero, hay momentos de evidente valor para el espectador. Por un lado, se pone sobre la mesa una pista de su fascinación por la estética corpulenta e hiperbólica presente en su arte. Una metáfora de la forma en que Botero veía a su padre montado en el caballo. Un gigante que murió cuando él era apenas un niño.

botero-documental-artista
Botero, un documental de Don Millar (Cortesía)

Por otro lado, se plantean algunas claves para desentrañar el lugar de Fernando en el momento del arte. Su irrupción como un artista figurativo en el pleno auge del pop art, el arte abstracto y las primeras muestras del arte contemporáneo. Su obra se impuso con una ambivalencia en las técnicas de producción clásicas con claras referencias al arte renacentista, particularmente de Piero della Francesca, pero con el tono irónico y crítico que definió a su generación.  

En Botero es clara la relación estrecha del realizador con la familia. Son evidentes los lazos y la búsqueda de un documento audiovisual que funja como homenaje, una cinta estatuaria que, por otro lado, tampoco defrauda al espectador.