Instrucciones para llorar y disfrutar un domingo de bajón

Cómo sobrevivir el domingo de bajón y prepararte para el que viene.

927
- Publicidad -

¿Qué tienen los domingos que se han convertido oficialmente en el día del bajón emocional por excelencia? Según los expertos, se trata de una clase de síndrome de la abstinencia, fuiste tan feliz y liberaste tantas endorfinas durante el fin de semana que ahora te hacen falta y en contraste, sientes ese vacío dominical tan peculiar.

Es de conocimiento popular que el mejor remedio cuando no puedes con el enemigo es unírtele, es por eso que te dejamos este pequeño instructivo para llorar y sí, DISFRUTAR, ese domingo de bajón.

1. Identifique un domingo de bajón

Publicidad

¿Siente un pequeño vacío emocional, ansiedad, tristeza, angustia o todas las anteriores y además, es domingo? Felicidades, se encuentra usted frente al fenómeno mejor conocido como domingo de bajón.

Domingo de bajón

2. Asúmalo y siéntalo

No le combata. Admita la carga emocional que este fenómeno de tiempo y espacio provoca en usted y explótela. Es el momento ideal para llorar por aquella pequeñez por que sucedió en la semana pero prefirió omitir; no hay mejor día para recordar todo lo que no hizo y dejarse invadir por la angustia. La culpa es el último escalón estas emociones, pero si salió la noche anterior y tiene arrepentimientos, también llegará. Siéntalos todos, no se limite.

Domingo de bajón

3. Refuércelo con catalizadores

Recuerde la última conversación con su ex, aquello que nunca dijo, vea la película más triste del mundo, escuche a Carla Morrison, lea poesía de desamor, piense en la adultez, revise su estado de cuenta, abra Instagram o haga cualquier actividad de su preferencia que le quite la paz.

Domingo de bajón

4. Sea complaciente, dijimos que iba a disfrutarlo

Para vivir un domingo de vacío al máximo no es necesario bañarse ni quitarse la pijama. Es más, busque sus calcetines favoritos y ande descalzo por casa. Este fenómeno natural se vive mejor desde cama o el sillón más cómodo de su casa. La comida es un punto clave para experimentarle al máximo: pizza, hamburguesa, tacos o la comfort food que más le llene (el corazón).

Domingo de bajón

5. Vívalo solo o acompañado

Encontrar a personas en sintonía con usted para vivir un domingo de bajón no es fácil, pero cuando se halla a ese alguien con quién compartir la tristeza del último día de la semana, la conexión será casi tan especial como el enamoramiento.

Domingo de bajón

6. Disfrútelo y repita

Al llegar el final del día debe usted sentirse satisfecho con el resultado. Algunos de los síntomas son: sensación que no ha hecho nada productivo en todo el día, haber llorado aunque sea un poco, satisfacción por sus elecciones alimenticias y cansancio a pesar de no haber realizado actividad física en todo el día. Ahora espere 7 días y repita.

Domingo de bajón