Obligaron a una mujer a “taparse” por llevar crop top en un vuelo y la historia es indignante

Prepárate para leer una de las experiencias más sexistas y misóginas.

4492
- Publicidad -

Hace unos días, Emily 0’ Conor se preparó para volar desde Birmingham a las Islas Canarias, Tenerife. Sin embargo, la joven fue amenazada con ser sacada del vuelo porque su ropa era “inapropiada” y “ofensiva”. En pleno siglo XXI, en el que cada mujer es libre de vestir como se sienta más cómoda, lo único que resulta inapropiado y ofensivo es perdirle a una mujer que se cambie la ropa. Es indignante.

La mujer de 21 años volaba con la aerolínea Thomas Cook y llevaba puesto un top negro de Zara que dejaba al descubierto parte de su abdomen y unos pantalones high waisted color mostaza. Aunque pasó los filtro de seguridad sin problema alguno, cuando abordó el avión la obligaron a taparse.

Publicidad

Y prepárate porque la historia se pone cada vez más indignante. Al menos cuatro miembros del personal la rodearon y se prepararon para sacarla a la fuerza del avión en caso de que no aceptara cubrirse.

En una entrevista a The Sun, Emily describió la situación por la que paso como “la experiencia más sexista, misógina y vergonzosa de mi vida”.

Al abordar el avión, intercambió bromas con algunos miembros de la tripulación de cabina y luego, caminó por el pasillo hacía su asiento.

“Solo había dado unos pasos cuando uno de los tripulantes de cabina dijo: ‘Disculpe, señora, no está vestida adecuadamente y no está cumpliendo con nuestro código'”, confesó a The Independent.

Luego, le mostraron una copia de la revista de la aerolínea, que en la página 113 señalaba: “No se permitirá viajar a los clientes que usan vestimenta inapropiada (incluidos artículos con slogans o imágenes ofensivas) a menos que sea posible cambiarse de ropa”. Un miembro de la tripulación de cabina le dijo: “Si no te cambias, estamos retrasando el vuelo”.

Después, Emily le preguntó a otros pasajeros cercanos si se sintieron ofendidos por su atuendo, y nadie respondió. Las cosas empeoraron, cuando alguien de la aerolínea comentó por medio del altavoz lo que había sucedido: ‘Si se considera que alguien es inapropiado en este vuelo, será retirado’, un mensaje que claramente iba dirigido a ella y que la dejó “temblando y muy molesta”.

O’Connor explicó que un hombre dos filas delante ella llevaba puestos unos pantalones cortos y una camiseta y que a él no le dijeron nada a pesar de que estaba “mostrando mucha más piel que yo”.

Y por si eso no fuera suficiente, Emily aseguró que uno de los pasajeros le dijo: “Cállate, patética mujer, ponte una chamarra”. La tripulación no hizo nada en respuesta, dijo ella. Así que no le quedó de otra más que taparse. Su prima le presto una chamarra para que se le permitiera permanecer en el avión.

Después de la controversia, Thomas Cook Airlines se disculpó con O ‘Connor y que el director de servicios de cabina de la aerolínea había hablado con ella “para obtener más información” sobre el incidente. A través de un comunicado, la aerolínea dijo: “Lamentamos haber molestado a la Sra. O’Connor. Está claro que podríamos haber manejado mejor la situación. En común con la mayoría de las aerolíneas, tenemos una política de vestimenta adecuada. Esto se aplica por igual a hombres y mujeres de todas las edades sin discriminación. Nuestros equipos tienen la difícil tarea de implementar esa política y no siempre lo hacen bien. La política de vestimenta de la aerolínea estipula que los clientes que usan “vestimenta inapropiada (incluidos los artículos con eslóganes o imágenes ofensivas) no podrán viajar a menos que sea posible cambiarse de ropa”. Los pasajeros deben usar calzado mientras estén en el avión”.

Como era de esperarse, la situación causó polémica en redes sociales y usuarios de Twitter respondieron con enojo ante el incidente, calificándolo como “atroz” y “escandaloso”.