El documental sobre menstruación que (necesariamente) ganó el Oscar

"No puedo creer que un documental sobre el periodo haya ganado un Oscar".

1714
Period End of Sentence
Period. End of Sentence
- Publicidad -

Menstruación. La palabra en sí misma podría sonrojar a quien la escuche fuera de un contexto determinado por la privacidad. Un tabú, una leyenda, un mito urbano. Muchas cosas se pueden decir alrededor de esta simple palabra que define un hecho biológico que, sin embargo también podría encarnar una de las brechas de género más determinantes para algunas sociedades.

Así lo pone de manifiesto el cortometraje documental Period. End of Sentence que se alzó en la pasada entrega de los premios Oscar en su categoría. En esta pieza audiovisual, sus directoras y productoras quisieron mirar a la menstruación desde otro ángulo, el de su vida en la cotidianidad.

Publicidad

En el documental disponible ahora en Netflix, las niñas de Hapur, una comunidad de la provincia de India, no son capaces, incluso, de pronunciar la palabra. Ni siquiera el eufemismo empleado para ella: periodo. La risa nerviosa las dobla, les lleva las manos al rostro para cubrirse de algo que tal parece despierta su vergüenza.

Period. End of Sentence (IMDb)
Period. End of Sentence (IMDb)

Los hombres que se entrevistaron para este filme, tampoco tienen respuestas. No saben qué es la menstruación y no parece ser un tema que les ocupe de forma directa.

Las primeras escenas parecen incluso tiernas, quizá simpáticas, pero basta que la crudeza de la cotidianidad haga acto de presencia para poner en perspectiva este hecho. Una de las protagonistas de esta no ficción relata que tuvo que dejar la escuela cuando los sangrados en sus días de menstruación eran tales que manchaba la liviana tela que usaba, obligando cada vez más a buscar lugares privados y lejanos para poder cambiarla. La menstruación como un símbolo de la brecha de género.

Algunas de ellas relatan como por tradición y uso y costumbres utilizan telas en “sus días”  que debían de enterrar en el campo y los perros terminaban por desenterrarlas y dejarlas a flote como una prueba de la vergüenza.

Esta película fue realizada por un grupo de estudiantes de la Oakwood School de Los Ángeles quienes, a su vez, crearon la organización The Pad Project, con la que buscan combatir la pobreza menstrual en los países en desarrollo.

Period. End of Sentence (IMDb)
Period. End of Sentence (IMDb)

El centro de Period. End of Sentence, es seguir a un grupo de mujeres que comienzan a fabricar desde una habitación, compresas sanitarias que no solo son de bajo costo, también presumen ser biodegradables y de mejor calidad que las existentes en el mercado. Ellas aprenden el proceso y se convierten de a poco en emprendedoras.

El tío de la chica que habita en la casa donde se fabrica Volar, el nombre con el que comercializan su producto, piensa que lo que ahí se elaboran son pañales para bebés. Pero crear el producto solo es un paso. Ellas deben salir a las calles para convencer a las mujeres de comprar su producto, un acto en sí subversivo en una sociedad que aún piensa que la menstruación es un problema. Una enfermedad.

“No lloro porque tenga la regla”

Dijo la realizadora al recoger el galardón al mejor corto documental. “No puedo creer que una película sobre la menstruación haya ganado un Oscar”, dejaba en claro que el tema aún necesita más foros que le quiten de encima siglos de mito.