Cómo superar a tu ex cuando todos opinan

Superar a tu ex no es tarea fácil, y si a eso le sumas que todos a tu alrededor den su opinión. Es casi misión imposible. Dije casi...

313
Ex Khloe Kardashian Tristan Jordyn Woods
- Publicidad -

El escrutinio público de su vida personal es el precio que las celebs tienen que pagar por la fama. Pregúntenle a Khloé Kardashian después de su break up con Tristan, o hasta a la pobre de Jordyn Woods quien a pesar de ser la causante de esta situación, ha sido víctima de los tabloides. Todos podemos equivocarnos, a todos nos pueden partir el corazón, pero cuando todos opinan, ¿qué haces?

Claro, todo esto a una escala nivel Hollywood, pero si lo llevamos a la vida de nosotros los mortales, ¡también pasa! En especial cuando le abriste la puerta a esa persona y conoció a tu familia, tus amigos y hasta a tu círculo godín. Todos ellos se sentirán con el derecho a opinar pero no los odies (tanto), la mayoría lo hará con la mejor intención. Aunque tú y yo sabemos que cuando tienes el corazón roto, la única opinión que necesitas es la que tú buscas, no la que llega sin requerimiento.

Se vale decir “no, gracias”

Publicidad

¿Por qué nos apena decir que no? Tengamos la fuerza de decir lo que queremos sin pena a herir suceptibilidades. “Aprecio mucho la oportunidad que me estás dando de hacerte sentir mejor persona y de ser tu conejillo de indias en tu carrera frustrada como life coach, pero no, no quiero escucharte 🙂 “.

Nosotros sabemos lo que nos lastima, las opiniones que solo nos confunden o peor, que nos hunden. Así que aléjate de ellas.

Ok, no siempre se puede

En una sociedad perfecta, la gente respetaría tu petición de guardar silencio. Pero seamos realistas, las personas a nuestro alrededor, aman el chisme. Van a especular de tu truene, de tu estado emocional y si te puso el cuerno, ni hablar, prepárate para ser la comidilla.

No puedes controlar lo que la gente diga de ti y tu break up, pero sí puedes controlar tu propia narrativa. Tú decides con quién quieres hablar de lo que pasó o qué tanto quieres decir, no caigas ante la presión de la gente que solo quiere saber por amor al chisme y no hacia ti. Tú decides cuándo quieres hablar o si no quieres hablar. Tú decides si te dejarás ver frágil o si quieres que te vean inmutable. Pero sobre todo, tú decides qué escuchar, a todo lo demás, ponle mute.

Sí necesitas a alguien

Hay un lugar en donde crece todo lo que nos duele, la garganta. Va formándose ahí como un nudo que no nos deja respirar o hablar y que a la menor provocación activa el botón de lágrimas. Pero la manera más efectiva de deshacerlo es hablando. Acércate a esa persona a la que le puedes confiar tu vida y suéltalo todo.

A ella sí escúchala, porque si la elegiste como confidente, probablemente es porque exista una relación de cariño mutuo. A veces necesitamos ver nuestra propia situación desde los ojos de terceros para poner las cosas en perspectiva.

Si necesitas ir en contra de la corriente, hazlo

Acuérdate que estás viviendo tu propia historia. Si decidieras regresar con el ex que te puso el cuerno o te partió el corazón, va, ¡hazlo! ¿Y si todos a tu alrededor dicen que eres una tonta? Hazlo. Lo más importante es escucharte a ti. Aprender a que no te importe la opinión de los demás es nivel 1000000, DI-FI-CI-LÍ-SI-MO. Pero aprendes ahora o sacrificas tu paz mental.

Cuando domines el arte de que te valga, no solo sabrás cómo superar a tu ex cuando todos opinan, también habrás aprendido a ser la versión más honesta de ti. Así que recoge todos los pedazos de tu corazón roto y conviértelos en tu fortaleza. Recuerda aquella frase que dice “dulces son los frutos de la adversidad”.