No todas las personas están hechas para adoptar el método Marie Kondo

1286
- Publicidad -

Desde que el programa original de Netflix, Tidying Up de Marie Kondo, se volvió todo un éxito, miles de personas han adoptado su método para organizar su vida y su hogar, pero según un estudio, sus reglas no están hechas para todas las personas. Te decimos porqué.

Antes de ordenar el mundo, el imperio de Marie Kondo comenzó con el libro The Life-Changing Magic of Tidying Up, el cual en 2014 encabezó la lista del best seller de Nueva York y, a parir de ese momento, su popularidad llegó a tanta gente que varios decidieron cambiar la forma de organizar sus casas.

Publicidad

La clave de su proceso es acomodar las cosas por ítem en lugar de hacerlo por cuarto. El problema es que, aunque ha ayudado a mucha gente a limpiar y eliminar lo que no necesita, algunas personas no están tan contentas con su técnica.

“¡Me arrepiento profundamente de Kondoizar –término que se refiere a tirar o deshacerse de algo– mis libros hace unos años, por si a caso alguien está pensando en hacer lo mismo!”, dijo un usuario de Twitter.

Según el neurocientífico y autor del libro The Organized Mindm, Daniel Levit, cree que “mientras para alguien es satisfactorio eliminar los objetos que no necesita, para otros puede causar un efecto negativo ya que todas las personas somos diferentes”, dijo al medio The Insider. “Quiero que las figuras públicas celebren la diversidad en lugar de decir que todos debemos [organizar] de cierta forma”. 

Otro error que el doctor apuntó es que el programa no distingue entre orden y organización. En su libro mencionado anteriormente, The Organized Mind, él profundiza en la idea de que alguien puede ser organizado sin que los demás crean que lo es.

Por ejemplo, si tienes muchos papeles encima de tu escritorio, puede parecer que no lo tienes organizado, pero mientras sepas qué son y en dónde están, no debería haber ningún problema.

En conclusión, mientras algunos sientan paz por tirar cosas que no usan, otros pueden encontrar la situación estresante e incluso generar ansiedad. Todo depende de tu personalidad y forma de ser, así que no te sientas mal la próxima vez que veas su programa en Netflix y pienses que eso no es para ti.