Gillette va contra la masculinidad tóxica y a muchos, les ha pesado

277
- Publicidad -

El anuncio comienza con algo casi inaudito en una marca, cuestionando el slogan que por años ha sido parte de la identidad de Gillette: ¿es esto realmente lo mejor que un hombre puede conseguir? La pregunta surge como una respuesta al movimiento #MeToo, la denuncia contra el acoso y el bullying.

El corto, publicado ayer por Gillette en su canal de YouTube, nos lleva a través de una serie de micromachismos erróneamente normalizados en el día a día y justificados por frases como “los niños serán niños”. La segunda mitad del video, habla del cambio que estamos viviendo y del que no hay marcha atrás e invita a los hombres a detener estas actitudes al verlas, a educar a los niños para eliminar estos problemas de raíz en las generaciones futuras.

Publicidad

Esta vez no se trata de lo mejor que un hombre puede conseguir, sino -como dice el nombre del cortometraje- lo mejor que un hombre puede ser.

La mayor paradoja sobre este anuncio ha sido la reacción de muchos usuarios en internet, quienes a través de su respuesta han reafirmado la necesidad de que existan comerciales como este. Hasta el momento, el video acumula en YouTube 260 mil “me gusta” contra 600 mil “no me gusta” y ha sido acompañado por llamados del público para boicotear a Gilltette.

Para muchos defensores de los derechos de los hombres (sí, existen) el comercial ha resultado sexista y misándrico. Otros han argumentado que la lucha que Gillette emprende es “emasculante” e ideológica.

El conductor británico escribió en Twitter: “… me voy a una compañía menos ansiosa por alimentar el actual y patético asalto global a la masculinidad. Dejen a los niños ser malditos niños. Dejen a los hombres ser malditos hombres”. Lo sentimos Piers, pero en el siglo XXI ese no es un argumento, #TimesUP.

“Creemos en lo mejor de los hombres: decir la cosa correcta, actuar de la forma correcta. Algunos de forma grande y pequeña. Pero algunos no es suficiente. Porque los niños viendo hoy, serán los hombres del futuro” cierra el comercial.