Niños de azul, niñas de rosa: la amenaza a los derechos LGBT en Brasil

Las nuevas declaraciones de Damares Alves la nueva ministra de Mujer, Familia y Derechos Humanos, no parecen ser buenas noticias para la comunidad LGBT.

752
Foto: Getty Images
- Publicidad -

En la nueva era de Brasil, los niños visten de azul y las niñas de rosa,” esta es la declaración que ha abierto todo un debate en el país suramericano y, sobre todo, ha alertado a activistas, miembros y aliados LGBT, pues estas palabras de Damares Alves la nueva ministra de Mujer, Familia y Derechos Humanos, no parecen ser buenas noticias.

Ante un grupo de seguidores en la sede ministerial en Brasilia, la recién nombra en el cargo lanzó un mensaje que no solo se viralizó en redes sociales, sino que no deja tranquilos a los integrantes de la diversidad sexual en el país más grande de América Latina.

Publicidad

Las declaraciones hacen referencia a las asignaciones sexogenéricas representadas en los colores con los que se viste a los niños: azul para los varones, rosa para las niñas con la intención de negar las posibilidades de identidad que escapan a lo establecido binario hombre-mujer.

Nuevo presidente de Brasil, mala noticia LGBT (Getty)
Nuevo presidente de Brasil, mala noticia LGBT (Getty)

Damares, pastora evangélica de la Iglesia Cristiana Cuadrangular, llega a este puesto designada por el nuevo presidente brasileño quien no ha ocultado en ningún momento su desacuerdo con las luchas de la comunidad LGBT y en contra de lo que llaman “la ideología de género.”

En la que fue conocida como la campaña electoral más dividida, violenta y polarizada del país, Bolsonaro dejó clara su postura respecto al tema de la diversidad sexual. Virales fueron sus diversas declaraciones al respecto: “Unos sopapos (golpes) pueden enseñar a los gays a ser hombres.”  

Es memorable aquella entrevista que tuvo con la actriz ganadora del Oscar Ellen Page, donde el entonces candidato dijo textualmente “cuando era joven, en términos de porcentajes, había pocos gays. Con el tiempo, debido al libertinaje, las drogas y con las mujeres también trabajando, aumentó bastante el número de homosexuales,” respondió frente a una incrédula Page que no daba crédito de lo que estaba escuchando.

La decisión de nombrar a Damares al frente de esta comisión, parece la primera medida del mandatario de cumplir la promesa que hizo apenas unas horas en el cargo. En su discurso dijo “vamos a unir al pueblo, valorizar la familia, respetar las religiones y nuestras tradiciones judeocristianas, combatir la ideología de género, conservando nuestros valores. Brasil volverá a ser un país libre de las amarras ideológicas.”

En el país más grande la América Latina comienza una nueva etapa de lucha para los derechos de la comunidad LGBT donde desde 1831, dejaron de considerarse ilegales las preferencias sexuales no heterosexuales y desde el 2013 el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal.