Diferencias y semejanzas entre Mary Poppins de Emily Blunt y Julie Andrews

1538
- Publicidad -

El clásico musical por excelencia de Disney -antes que llegaran El Rey León, La Bella y la Bestia y Aladín– es Mary Poppins, uno de los pocos live actions de la casa productora. Desde la década de los 60, Julie Andrews se convirtió en la niñera que todos quisieran tener y durante 54 años fue la única Mary Poppins. Así el personaje pertenecía a la actriz quien ganó el Oscar como Mejor Actriz, hasta que llegó la secuela, Mary Poppins Returns.

El papel fue para Emily Blunt y recibió la aprobación de la misma Julie Andrews para darle seguimiento a la niñera mágica. Si bien Mary Poppins Returns es una secuela y no un remake, respeta el entrañable clásico de 1964, pero Blunt le dio personalidad distinta a Mary. Independientemente si eres fan de la versión de Mary Poppins de Julie Andrews o si nunca la viste, hay semejanzas y diferencias entre las dos nannies que hacen totalmente valioso ver esta continuación de los niños Banks en Londres.

Personalidad de Mary Poppins

Publicidad

Mary Poppins está basado en la saga de la escritora P.L. Travers. Una de las cosas que molestó a la autora fue el carácter dulce y encantador que Julie Andrews imprimió a Mary Poppins. Emily Blunt leyó los libros y encontró que en la primera película, el personaje es muy diferente al relato de Travers. Por tanto, en Mary Poppins Returns vemos una nanny más egocéntrica, viéndose constantemente en los espejos y siendo más dura con los niños. Jamás les dará la razón, sino dejará que ellos mismos encuentren respuestas. De esta forma Blunt logró una Mary Poppins más fiel a la original de P.L.

London Calling…

Cortesía Disney Pictures

Originalmente la historia de Mary Poppins y los niños Banks sucede en 1930, pero Walt Disney cambió el escenario al inicio de siglo. Así que en esta secuela dirigida por Roa Marshall, regresaron a la época original para que Mary Poppins Returns suceda en el Londres de la Gran Depresión en 1929. Se trata de un Londres lleno de neblina donde la alegría y el color regresan gracias a Mary.

Dibujo a mano

Lin-Manuel Miranda, intérprete de Jack, aseguró en entrevista que la principal razón por la que aceptó estar en Mary Poppins Returns fue que sería dirigida por Rob Marshall. Si viste las movies Chicago, Nine o Into the Woods, ya conoces el trabajo de Marshall. Él fue quien insistió seguir con animación hecha a mano para homenajear el filme original. Este tipo de dibujo es algo que ya no vemos en películas actuales, incluso, para esta secuela llamaron a dibujantes de Disney que ya se habían retirado. Combinar el live action con animación es uno de los grandes aciertos de esta secuela.

¿El resultado? Secuencias dentro del tazón donde vemos a los icónicos pingüinos y un musical digno de Broadway con Emily y Lin-Manuel en el escenario animado.

Topsy AKA Meryl Streep

Cortesía Disney Pictures
Una película donde aparece Meryl Streep nunca puede estar mal. La actriz favorita de Hollywood tiene el personaje de Topsy en Mary Poppins Returns. Es la peculiar prima de Mary a quien nadie debe visitar cierto día, pero los niños tienen tal apuro que deben hacerla regresar a sus cinco sentidos. En comparación, este personaje sustituye al tío Albert de Mary Poppins (1964) quien no puede bajarse del techo, pues la risa lo hace flotar.

Bert y Jack

Cortesía Disney Pictures

En Mary Poppins Julie Andrews tenía como cómplice a Bert, un joven que llevaba el multitasking a otro nivel. Interpretado por Dick Van Dyck, era limpiador de chimeneas, dibujante, bailarín, volador de cometas y más. En Mary Poppins Returns tenemos al gran Lin-Manuel Miranda como Jack, el mejor amigo de Mary quien fue aprendiz de Bert.

Supercalifragilisticoexpialidoso

Cortesía Disney Pictures
Parte del éxito que tuvo Mary Poppins (1964) fueron las canciones que se pegaban al instante de escucharlas. ‘Supercalifragilisticoexpialidoso’, ‘A Spot Full of Sugar’ y ‘Chim Chim Cheree’ te pueden hacer cantar por horas. En Mary Poppins Returns tenemos ‘Trip a Little Light Fantastic’ y ‘Can You Imagine That?’ pero no son tan pegajosas como las primeras. Sin embargo sí hay una gran favorita que hasta el actor Lin-Manuel adora y es ‘The Place Where Lost Things Go’, canción con la que Emily Blunt te hará llorar como un bebé.