5 películas para entender la obra del cineasta Ingmar Bergman

Ingmar Bergman es uno de los grandes cineastas. Su obra es compleja, pero basta con ver los siguientes filmes para identificarte con el universo Bergman.

727
- Publicidad -

Frecuentemente se habla de las grandes figuras del cine, la música y la moda, pero no se explica por qué. Así, se crea una confusión entre los personajes que “deben” admirarse y los que en realidad impusieron su visión. Por ejemplo, uno de los cineastas más importantes fue el sueco Ingmar Bergman, su obra no es tan comercial como la de Hitchcock o Woody Allen, pero ellos y otros directores, lo admiran. No por nada tiene su propio término, “Bergmanesque“.

Publicidad

Cuando falleció Bergman, Allen dijo que perdíamos al mejor director de cine del mundo. Este julio se cumple un centenario de su nacimiento y 11 años de su muerte. Para recordarlo, aquí cinco películas que te ayudarán a entender por qué debes tener a Ingmar Bergman dentro de tu repertorio cultural. Su obra es compleja, pero basta con ver los siguientes filmes para identificarte con el universo Bergman.

Summer Interlude (1951)

No fue la primera película de Bergman, pero sí la que definió el estilo Bergmanesque. En ella, el acercamiento del director a sus personajes se convirtió en su trademark. La historia gira alrededor de Marie, una primer bailarina al final de sus veintes. Cuando le cancelan un ensayo, toma un paseo por la isla y conoce a Henrik, quien será el amor – trágico – de su vida.

Persona (1966)

Temáticas sumamente humanistas como el amor, la muerte, Dios y la soledad, son recurrentes en la obra de Ingmar Bergman. Persona es una de sus enigmáticas obras maestras, una serie de imágenes provocativas es su inicio. Elisabet Vogler es su personaje principal, una actriz que sufre una crisis, pierde la voz durante una presentación en teatro y es internada en una clínica.

Sonata de Otoño (1978)

Parte de la inmortalización de la actriz Ingrid Bergman, fue por las obras de este director sueco. Ingrid interpreta en esta película a Charlotte, una famosa concertista de piano que abandonó a su familia durante siete años y regresa a casa. El enfrentamiento entre madre e hija en Sonata de Otoño, es reflejo de la relación que el director tuvo con su madre, a quien veía sumisa e infeliz como ama de casa.

El Séptimo Sello (1957)

Esta película no tuvo un buen estreno en las taquillas suecas, pero fue la cúspide del éxito para Bergman. Nunca se había visto una obra como ésta en el Festival de Cannes, donde tuvo un gran recibimiento, quizás por las ideologías que despertó la Guerra Fría en ese tiempo. La historia va de un caballero medieval quien juega ajedrez con la ;uerte, es una de las escenas más recordadas de su filmografía y de la historia del cine. Además, una banda americana, Van Halen, escribió una canción inspirada en la película, lleva el mismo nombre.

Wild Strawberries (1957)

Para Bergman, el sufrimiento también era una forma de seducir al espectador. En Wild Strawberries, un profesor debe ir a Estocolmo para recibir un premio, pero durante la noche lo atormenta un sueño donde ve su propio cadáver. Así que decide regresar al pueblo donde creció, de nuevo, Ingmar refleja su vida en su obra, pues la idea detrás de esta película es el regreso a su infancia.

 

Para celebrar los 100 años del natalicio de Ingmar Bergman, la Cineteca Nacional y la Casa de arte Cinemex se unen para presentar la retrospectiva del cineasta. Gracias a esto podrás ver algunos títulos de la filmografía de Bergman en cines. Haz clic aquí para consultar horarios de las películas. La cartelera de la retrospectiva cambia cada mes y finaliza en noviembre 2018.